Público
Público

Infancia Libre Una jueza deniega dar la custodia de su hija a uno de los padres que denuncia a Infancia Libre

El juzgado número 7 de Arganda ha denegado las medidas inmediatas solicitadas por la defensa del padre que pedía la suspensión de la custodia materna de la menor. La jueza entiende que no hay "necesidad urgente y extraordinaria que justifique las medidas solicitadas", y afirma que la menor se encuentra en "un ambiente familiar normalizado".

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 7

Algunas de las mujeres ligadas a Infancia Libre, tres de las cuales fueron detenidas.

Un juzgado ha denegado que se dé la custodia al padre del caso de Infancia Libre que no veía a su hija desde 2017 y sigue sin verla tras la detención de su expareja en mayo ya que, aunque cree que esa situación debe revisarse, considera que debe decidirlo próximamente el juzgado que lleva la causa familiar.

Se trata del caso de Ana María B.V. detenida el pasado 21 de mayo a requerimiento de la autoridad judicial por incumplir reiteradamente el régimen de visitas fijado para su expareja y padre de la hija de ambos desde hace un año y medio. Tras declarar en el juzgado quedó en libertad con cargos y mantiene la custodia de la menor, de 12 años.

Tras declarar en el juzgado, la acusada, Ana María B.V., quedó en libertad con cargos y mantiene la custodia de la menor, de 12 años

Según el auto, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Arganda (Madrid) ha denegado las medidas inmediatas solicitadas por la defensa del padre: suspensión de la custodia materna de la menor para dársela al padre, o en su defecto a los abuelos paternos, y prohibir a la madre acercarse a la niña hasta que se resuelva el procedimiento.

La defensa del padre solicitó estas medidas al entender que es urgente que pueda ver a la menor. El padre padre fue condenado el pasado mes de abril por la Audiencia de Madrid a tres meses de prisión y se le impuso una orden de alejamiento de la menor de un año y tres meses al encontrarlo culpable de un delito de malos tratos. En ese mismo juicio, sin embargo, se lo absolvió del delito de abusos sexuales. La condena aún no es firme puesto que cabe recurso.

La magistrada explica en el auto, firmado tras una vista celebrada el pasado 31 de mayo, que "no cabe duda de que la situación en que se encuentra la menor, al menos en relación a las medidas paterno filiales, ha de ser revisada, si bien ello corresponde al Juzgado que conoce la situación familiar de ambas partes y la evolución de la menor durante estos últimos años".

La magistrada detalla que no hay "necesidad urgente y extraordinaria que justifique las medidas solicitadas", y además está próxima la fecha señalada para una vista en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Arganda, que lleva el conflicto familiar desde hace años. Será el 13 de junio.

"No hay necesidad urgente y extraordinaria que justifique las medidas solicitadas", asegura la magistrada

Explica que la menor se encuentra en "un ambiente familiar normalizado, a excepción de la ausencia de contacto paterno". En cuanto a la petición de orden de alejamiento para la madre, la magistrada expone que no concurre ninguno de los delitos previstos para poder tomar esa medida.

La Policía Judicial adscrita a los juzgados de Plaza de Castilla continúa investigando los últimos casos que se denunciaron en Madrid y en Andalucía para tratar de acreditar que la asociación Infancia Libre pudiera funcionar como una "trama criminal", tras encontrar coincidencias en los tres casos en los que las madres fueron arrestadas, como en otros.

Ana María B.V. es la tercera arrestada de la asociación Infancia Libre. La primera detención fue la de María Sevilla el pasado 1 de abril por un presunto delito de sustracción de menores, tras incumplir una sentencia que otorgaba la custodia al padre de su hijo y mantenerle aislado en una finca de Cuenca.

El pasado 12 de mayo fue arrestada en el municipio madrileño de La Cabrera Patricia G.A por presuntamente mantener secuestrada a su hija durante casi dos años sin permitir ver a su padre ni estar escolarizada.

Más noticias en Política y Sociedad