Público
Público

Inicio del curso escolar El curso arranca sin la mitad de los nuevos docentes prometidos por las comunidades

Según datos de CSIF, faltan unas 23.000 nuevas contrataciones de las más de 38.000 que las autonomías se han comprometido a realizar mientras que los sindicatos mantienen la huelga educativa en Madrid.

Primer día de clase para 794.243 alumnos y 4.374 profesores de 1.425 centros públicos y 420 concertados de la Comunitat Valenciana.EFE/ Morell
Primer día de clase para 794.243 alumnos y 4.374 profesores de 1.425 centros públicos y 420 concertados de la Comunitat Valenciana.EFE/ Morell

J. V.


El curso escolar ha comenzado en Aragón, Cantabria, País Vasco, Comunidad Valenciana y La Rioja; este martes empiezan los alumnos del segundo ciclo de Educación Infantil y de los tres primeros cursos de Primaria en la Comunidad de Madrid y, en las próximas semanas, lo harán los estudiantes no universitarios del resto las comunidades autónomas a pesar de que la pandemia persiste.

Aunque quienes no saben todavía si empezarán ni cuándo son un gran número de nuevos docentes. Ninguna región ha contratado a los maestros y profesores que habían prometido como refuerzo antes las nuevas medidas para prevenir los contagios de coronavirus en los centros escolares, con una ratio recomendada por Sanidad y Educación de 20 alumnos por aula.

Según ha denunciado este lunes el sindicato CSIF, las Administraciones han incorporado a las plantillas de docentes 32.782 interinos más que el curso anterior, aunque subrayan que hay que descontar 17.529 jubilaciones, lo que supone un 53% de este incremento de profesores y maestros. Según estos datos, por el momento, faltan unas 23.000 nuevas contrataciones de las más de 38.000 que las comunidades autónomas se han comprometido a realizar, tanto en la educación pública como en la concertada, para la vuelta a las clases en tiempos de pandemia.

Aunque el baile de cifras, la falta de información y la improvisación es la tónica general en todo el país, según coinciden los sindicatos. Salvo en la Comunitat Valenciana, que pactó con toda la comunidad educativa hace dos meses cómo sería la nueva normalidad en colegios e institutos y ha sumado ya algo menos de 4.400 nuevos docentes para este curso, las nuevas contrataciones son todavía un misterio y una enorme preocupación para los profesionales de la enseñanza y las familias.

La huelga se mantiene en Madrid

Una de las grandes incógnitas está en la Comunidad de Madrid, cuya presidenta, Isabel Díaz Ayuso, anunció la pasada semana que incorporaría a 11.000 profesionales extra, aunque en su discurso de este lunes para anunciar en inicio del curso escolar no ha hecho ninguna referencia a estas contrataciones. Tan sólo su consejero de Educación, Enrique Osorio, informó de la contratación de 350 docentes, aunque fuentes sindicales insisten en que no tienen constancia de ellas y que pueden referirse a los 350 educadores de Infantil comprometidos y no todos contratados aún.

Esos 11.000 nuevos docentes prometidos por Ayuso y Osorio, explica Isabel Galvín, responsable de Enseñanza de CCOO Madrid, son en realidad 10.410 profesionales, según los datos del plan regional. De ellos, 2.662 son profesores para educación concertada, mientras que solo 7.398 son para la escuela pública — 4.400 para primaria y 2.998 para secundaria—, y 1.117 de ellos son docentes de apoyo y refuerzo, que se incorporarán más tarde y sólo hasta diciembre. A estos se suman los 350 educadores de infantil.

En este contexto, los sindicatos CCOO, UGT, CGT y STEM han anunciado que mantendrán la huelga educativa convocada para el 22 y 23 de septiembre porque "las medidas anunciadas por el Gobierno regional para una vuelta segura a las aulas no se están llevando a cabo".

En declaraciones a Público, Galvín, asegura que, a un día de comenzar, las clases "hay centros que no saben qué plantilla van a tener ni cuándo van a llegar los profesores" ni si va a ocurrir lo mismo que con los rastreadores que se prometieron y nunca se contrataron. Según este sindicato, Madrid necesita como mínimo 15.000 profesores más, y la ratio recomendada será difícil de cumplir no sólo por la falta de trabajadores, sino también de espacios.

A la carrera para encontrar docentes

Las comunidades autónomas buscan ahora a contra reloj cómo cubrir las plazas docentes a las que se han comprometido y para las que han recibido 2.000 millones de fondos estatales. Según los datos de CSIF, que denuncia además una total falta de transparencia en todas las autonomías, solo Castilla y León, Baleares y Navarra han contratado más profesores de los necesarios para cumplir con las ratios recomendadas.

El responsable de Educación de CSIF, Mario Gutiérrez, ha lamentado que "ninguna región puede sacar pecho" de la organización del inicio de curso, "aunque algunas lo han hecho mejor que potras", y reparte responsabilidades en entre las Consejerías de Educación autonómicas y el Ministerio de Educación.

Según este sindicado, serían necesarios 40.000 docentes para una correcta vuelta a las aulas. La Federación de Enseñanza de CCOO considera que son más de 36.000 las contrataciones necesarias solo para colegios e institutos públicos, manteniendo la ratio de 20 alumnos por aula, pero solo hay comprometidas unas 30.000 nuevas incorporaciones, sin contar cifras de Ceuta, Melilla y Euskadi. Sin embargo, hasta ahora se desconoce si se han realizado.

El principal problema, apunta José María Ruiz, Secretario de Acción Sindical de Enseñanza de CCOO a nivel nacional, es que estos procesos llevan su tiempo, alrededor de dos semanas, y es más probable que los docentes prometidos no lleguen a tiempo al inicio de curso.

Además, explica Ruiz, es posible que haya dificultades para encontrar profesores de alguna especialidades con más horas lectivas, como Matemáticas, Física y Química o Lengua y Literatura, además de otras de Formación Profesional. A priori, dice, hay interinos suficientes en el país para esta demanda extra que exige la covid, y se puede recurrir a bolsas de empleo extraordinarias, regladas en cada comunidad autónoma, pero el tiempo sigue corriendo en contra.

La cobertura de las bajas, en el aire

Otro temor de los sindicatos recae en las sustituciones de las bajas de profesores. Sólo en Madrid hay más de 2.000 docentes que han dado positivo en los test rápidos y tienen que guardar cuarentena, a la espera de la realización de una prueba PCR. Nadie duda de que habrá contagios entre el profesorado, sin embargo, en regiones como Madrid, apunta Galvín, el sistema de sustitución de bajas laborales "no está funcionando por el momento, a la espera de que se asignen las plazas comprometidas".

Más noticias de Política y Sociedad