Público
Público

Open Arms prepara acciones legales por el abandono y muerte de una mujer y un niño pequeño en el Mediterráneo

La ONG estudiará a quien acusar y a qué instancia acudir "para que esto no vuelva a suceder", después de denunciar que guardacostas libios dejaron morir a un niño y una mujer tras hundir su embarcación. Un barco de Open Arms con la única superviviente llega a Palma el sábado tras rechazar atracar en Italia, que no considera "un puerto seguro". La organización avisa de que no entrará en aguas territoriales italianas hasta que no vea un "cambio de actitud" de su gobierno.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

La mujer rescatada a bordo del Open arms con la doctora Giovanna Scaccabarozzi, el 17 de julio de 2018. /Annalisa Camilli | CTXT

"Habíamos visto incidentes, muertes, pero no abandonos que acaban en muerte". Así se expresan a Público desde la ONG Proactiva Open Arms, después de que uno de sus barcos rescatara el martes a una superviviente y los cuerpos de otra mujer y un niño pequeño, que habían sido abandonados a su suerte por un guardacostas libio que había hundido la embarcación en la que intentaban llegar a Europa, según denunció la misma ONG. Un hecho especialmente grave, ante el que la organización no se quedará cruzada de brazos, sino que emprenderá "las acciones legales que sean necesarias para que esto no vuelva a suceder".

Open Arms está ahora recopilando información sobre los hechos, que pondrá en manos de sus abogados, antes de decidir "a quien debemos acusar y en qué ámbito". De entrada, las actuaciones legales anunciadas deberían dirigirse a "la patrullera libia numero 648", la principal implicada en los hechos, según la organización, que estudiará también las posibles responsabilidades del carguero Triades, de bandera panameña. Este mercante fue avisado por Libia para acudir al punto donde se encontraba una barca de apenas 10 metros de eslora con más de 158 inmigrantes a bordo, y se retiró después de esperar durante horas a la patrullera libia y comunicar la posición de la embarcación, según relató la ONG. Posteriormente, según este mismo relato, el barco libio subió a bordo a todos los migrantes, excepto a tres que se negaron, dos mujeres y un niño pequeño, y hundió la embarcación dejándolos abandonados a su suerte. Sólo una de las dos mujeres, Josefa, sobrevivió, y fue rescatada por el barco de Open Arms.

Italia respondió por boca de su ministro del Interior, Matteo Salvini (Liga), que afirmó que "las mentiras e insultos de una ONG extranjera" confirman que su política migratoria es apropiada. Inicialmente, Italia se había negado a hacerse cargo de los dos cadáveres, aceptando sólo que desembarcara la superviviente. Posteriormente cambió de opinión, pero Open Arms declinó la oferta, porque "debido a las declaraciones Salvini, donde pone en duda la veracidad de lo que estamos explicando, y sus amenazas reiteradas contra las ONG en general y la nuestra en particular, no consideramos que Italia sea un puerto seguro", según declaró a Público un portavoz de la organización. "No pensamos entrar en aguas territoriales italianas hasta que su actitud hacia nosotros no cambie", añade.

Acusaciones contra el gobierno italiano

La ONG precisa que el gobierno italiano no tiene una responsabilidad "directa" en las dos muertes en el Mediterráneo central. Pero si le acusa de su "falta de atención a los rescates en esa zona en los últimos dos meses –desde la toma de posesión del nuevo ejecutivo de la Liga y el Movimiento 5 estrellas–, y de haber "retirado" a sus barcos y la coordinación que llevaba a cabo hasta entonces. Además, responsabilizan al ejecutivo italiano de haber hecho "presión política a otros países, como Malta", para que actúe de la misma manera.

En el barco de Open Arms llegará a Palma sábado, con Josefa, que está "respondiendo bien" al tratamiento que ha recibido a bordo, y "ha recuperado temperatura muscular", después de sufrir una severa hipotermia. El Gobierno español ha aceptado este miércoles la petición de la ONG para dirigirse a Palma, y esta no es la primera vez que llega a puertos españoles con inmigrantes rescatados desde el Mediterráneo central en las últimas semanas. En este sentido, la organización explica que, si "Malta e Italia tienen las puertas cerradas", sólo les queda la opción de acudir a puertos "de Grecia, Francia o España", que están a una distancia similar, y que , en esta tesitura, "nosotros vamos a casa".