Público
Público

Las investigadoras reclaman una mayor visibilidad  y un lenguaje inclusivo 

"Necesitamos un movimiento #MeToo académico" para que las denuncias no puedan repercutir sobre la carrera profesional de las víctimas, ha explicado física brasileña, Marcia Barbosa, durante un debate. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una investigadora en un laboratorio. 

Dotar de una mayor visibilidad a las mujeres investigadoras porque "no están representadas en los medios de comunicación" y hacer uso del lenguaje inclusivo "aunque sin abusar" son algunas de las demandas planteadas este martes por varias científicas en un debate en Madrid sobre el género en la ciencia.

Se trata de "cambiar el imaginario colectivo", ya que a su juicio "la imagen que tenemos cuando hablamos de un especialista en ciencia es generalmente un hombre", lo que se debe entre otras razones a "la falta de visión de género en la educación desde el jardín de infancia" según la investigadora especialista en Filosofía de la Ciencia, Eulalia Pérez Sedeño.

Esta especialista, que fue además la primera catedrática de Lógica y Filosofía de la Ciencia en España, ha participado junto a la física brasileña especializada en Mecánica Estadística, Marcia Barbosa, en un panel de discusión organizado por L'Oreal España en el marco de su programa 'For Women in Science', que quiere impulsar la presencia femenina en la investigación científica.

Acoso sexual en los laboratorios

Ambas expertas han compartido sus perspectivas sobre los avances y los retos que quedan por superar para lograr la paridad en el mundo de la investigación tanto en España como a una escala global. Además, han repasado problemas como el acoso sexual en los laboratorios, donde "estás en inferioridad de condiciones" y "dependes de cartas de recomendación de la persona que te está acosando".

Barbosa ha matizado que "el acoso sexual ocurre en todos los sectores" y, especialmente, en aquellos "muy masculinizados como el de la ciencia" donde ha asegurado que "necesitamos un movimiento #MeToo académico" para que las denuncias no puedan repercutir sobre la carrera profesional de las víctimas.

En este sentido, Pérez Sedeño se ha felicitado por la iniciativa de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas de crear una base de datos para que los medios de comunicación puedan acudir a estas especialistas como fuentes expertas "en vez de consultar siempre a los varones". También ha insistido en "educar a los profesores" porque a su juicio "muchas veces no tienen una visión feminista y perpetúan estereotipos".

"Incluso los algoritmos, una cosa que en principio parecía tan aséptica como las propias matemáticas", tienen según Pérez Sedeño "un sesgo de valores que puede perjudicar a las mujeres".