Público
Público

Joaquín de Bélgica coronavirus El príncipe Joaquín de Bélgica se disculpa por no guardar la cuarentena antes de su fiesta en Córdoba

Se arrepiente "profundamente de sus actos" y asegura que acepta "sus consecuencias". Dio positivo cuando acababa de llegar a España y 27 personas están en cuarentena al haber estado en la celebración de su llegada a la ciudad andaluza.

El príncipe Joaquín de Bélgica.- EFE
El príncipe Joaquín de Bélgica.- EFE

efe

El príncipe Joaquín de Bélgica ha reconocido este domingo "no haber respetado todas las medidas de cuarentena" durante su viaje a España y ha pedido "disculpas" por ello, mediante un escrito que ha hecho llegar a Efe a través de su portavoz en Córdoba, el abogado Mariano Aguayo Fernández de Córdova.

Joaquín, hijo de la princesa Astrid y del príncipe Lorenzo, pasó los dos últimos meses en Bélgica y finalmente regresó a España el pasado lunes, por lo que se organizó una fiesta de bienvenida en Córdoba el pasado martes en la que, según la investigación policial, había 27 personas. El príncipe dio positivo en la prueba PCR, lo que obligó a los asistentes a permanecer aislados durante los próximos 14 días.

En el escrito  afirma que se arrepiente "profundamente de sus actos" y asegura que acepta "sus consecuencias".

En un único párrafo, escrito tanto en español como en inglés, Joaquín de Bélgica afirma que "en estos momentos difíciles", no pretendía "ofender ni faltar el respecto a nadie".

"Me gustaría disculparme por no haber respetado todas las medidas de cuarentena durante mi viaje. En estos momentos difíciles, no pretendía ofender ni faltar el respeto a nadie. Me arrepiento profundamente de mis actos y acepto las consecuencias", escribe el príncipe en la nota.

El príncipe no hace ninguna otra consideración sobre las circunstancias que han rodeado los hechos que han terminado por desvelar que era él la persona que se había traslado desde Bélgica a Córdoba y que el pasado viernes dio positivo en test PCR por Covid-19, lo que ha obligado a la cuarentena de él mismo y otras veintiséis personas.

La Junta de Andalucía comunicó el pasado viernes a la Subdelegación del Gobierno el caso y aseguró que se había producido en el marco de una reunión de 27 personas que se celebró el martes en una vivienda particular de Córdoba.

Investigación policial y críticas del Gobierno andaluz

Como consecuencia de ello, la subdelegada, Rafaela Valenzuela, puso el caso en conocimiento de la Policía Nacional, que inició una investigación para determinar las posibles irregularidades que se hubieran podido cometer.

Fuentes del Palacio Real belga confirmaron a Efe en Bruselas que el príncipe se desplazó a España el 24 de mayo en un vuelo comercial y con un permiso de entrada en el país, pese a las restricciones por la pandemia, debido a que realiza unas prácticas empresariales allí.

Varios medios belgas apuntan a que el joven tiene una relación desde hace varios años con la española Victoria Ortiz Martínez-Sagrera.

Hoy, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha criticado la "enorme irresponsabilidad" de casos como este que se investiga en Córdoba y ha señalado que "ese tipo de comportamientos no se pueden volver a repetir", ya que ponen en peligro a ellos mismos, a sus familiares y al "conjunto de la sociedad".

El presidente andaluz ha dicho que "ahora que estamos arrinconando por primera vez la pandemia, no podemos encerrarnos en una casa 40 o 50 personas en una fiesta, porque si hay una persona contagiada, puede contagiar al resto", por lo que ha pedido "prudencia".

Más noticias de Política y Sociedad