Público
Público

Josetxu Piperrak & The Riber Rock Band "Seguiremos cantando 'Ovni' en nuestros conciertos aunque quizá digamos 'amuletos' y no 'picoletos'" 

La banda de punk Josetxu Piperrak & The Riber Rock Band anuncia que rompe con la discográfica 'Dromedario Records' por retirar del mercado de la canción 'OVNI', tras la denuncia de una asociación de guardias civiles. "Si les ofende nuestra música pueden no escucharla. Y si no le hace gracia el chiste, pueden no reírse; pero denunciarnos es desmesurado".

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

El grupo Josetxu Piperrak & The Riber Rock Band durante un concierto.- FACEBOOK

El grupo Piperrak comenzó a despuntar en la década de los 90. Canciones como Kualkier día o Democrazia se convirtieron en auténticos himnos de la escena punk con sus letras llenas de rabia y un toque de humor. El grupo desapareció a finales de la década pero ya en los años 2000 su vocalista, Josetxu, volvió a retomar la actividad de la banda y a cantar las canciones del viejo grupo de concierto en concierto. Tiempo después nació Josetxu & The Riber Rock Band, que a finales de 2018 publicaron su primer disco completo Gritando Otra Vez.

El álbum del nuevo grupo supone una continuación de las melodías, letras y espíritu que convirtieron a Piperrak en un referente del panorama estatal. Pero los tiempos cambias y no siempre a mejor. La Asociación Justicia para la Guardia Civil (Jucil) denunció ante los tribunales la canción OVNI, primer single del disco que denuncia especialmente el papel de la Guardia Civil en el caso Altsasu, por considerarla ofensiva para la Benemérita. Tras la celebración de un acto de conciliación, la discográfica Dromedario Records accedió a retirar la canción del mercado y, según afirma la propia banda, el disco completo. 

Los integrantes de Josetxu Piperrak & The Riber Rock Band decidieron no personarse en el acto de conciliación y continuar con su actividad musical con total normalidad. El próximo 20 de abril, de hecho, la banda ofrece un nuevo concierto en Marinaleda (Sevilla). Por su parte, Jucil ya ha anunciado que acudirá a los tribunales para interponer una denuncia por injurias graves contra la Guardia Civil. 

Serán los tribunales, por tanto, los que decidan si las canciones de la banda, muchas de ellas compuestas a lo largo de los 90, suponen un delito o están dentro del derecho a la libertad de expresión que recoge el artículo 20 de la Constitución española. En esta entrevista con Público, Iñaki, el bajista de la banda, explica todo lo sucedido en los últimos días y advierte: "Seguiremos cantando 'Ovni' en nuestros conciertos"

El martes conocimos que Dromedario Récords acordó con Jucil la retirada de su canción OVNI. ¿Qué les pareció la decisión? 

Nos ha parecido una decisión errónea. Y nos ha parecido garrafalmente mal que, además, la discográfica tomara esta decisión sin consultarnos. A nadie le cabe en la cabeza lo que han hecho. Ayer nos dijeron que lo habían hecho con la mejor intención del mundo, pero no sé cómo se come eso. Dicen que lo hicieron por nuestro bien y habrá que creérselo, pero nos han hecho una putada muy grande.

¿Han retirado la canción OVNI o el disco entero?

No, no. Nos hemos quedado sin disco. Son años de trabajo y ya no lo tenemos y con el visto bueno de la discográfica. Han retirado de la venta el disco... ¡Por un tema! No, peor. ¡Por tres frases de un tema!

¿Seguirán trabajando con la discográfica?

No. Hemos decidido finalizar nuestro compromiso artístico con ella. Nos han dicho que van a hacer todo lo que esté en su mano para ayudarnos, pero sí, hemos tomado esa decisión. 

¿Por qué no acudió la banda al acto de conciliación?

Nuestro abogado nos dijo que si no estábamos de acuerdo con la propuesta de conciliación que nos hacía la asociación de guardias civiles lo mejor era no acudir al acto. Si acudíamos podíamos decir algo que después pudiera ser utilizado en nuestra contra en un futuro juicio. Todo el mundo tiene derecho a no acudir a un acto de conciliación y nosotros nos acogimos a ese derecho. Lo hablamos con la discográfica y también nos dijo que no iba a acudir a este acto.

¿La discográfica se comprometió a no acudir y después fue al acto sin avisar a la banda del cambio de parecer?

Sí. Dos días antes del acto de conciliación hablamos con la discográfica y nos dijo que no iba a acudir. Y el día del acto apareció allí y dicen que por nuestro bien. 

¿Cómo se sienten?

Decepcionados. Esa es la palabra que mejor define nuestro estado actual. No sé. Es que la discográfica ha firmado la retirada de nuestro trabajo y ahora, de cara al juicio que podemos tener en el futuro, ya vamos con una piedra en nuestro tejado. Nuestro representante ha admitido que hacemos algo mal cuando ha firmado ese acuerdo que retira nuestro disco del mercado. 

La asociación de guardias civiles Jucil ha anunciado que acudirá a los tribunales para denunciarles por sus letras. 

Que hagan lo que consideren oportuno.

¿Ustedes no consideran que sus letras pueden ser ofensivas para la Guardia Civil?

Nosotros consideramos que no se ofende quien puede sino quien quiere. Es decir, creo que hay letras bastante más ofensivas y cosas bastante más humillantes que nuestras letras. Si les ofende nuestra música pueden no escucharla. Y si no le hace gracia el chiste pues pueden no reírse, pero denunciarnos es desmesurado.

Jucil, en conversación con 'Público', defendía que las letras que ustedes hacen les ofenden y que además podrían ser escuchadas por sus familiares, por lo que el daño era doble. Ponían de ejemplo una frase en la que ustedes cantan que los guardias civiles no saben leer ni escribir o que tienen licencia para matar.

Es que no es así. En la canción de O.V.N.I. también decimos que van en naves verdes por la ciudad y es obvio que no van en naves verdes. ¿O van en naves espaciales? Nosotros no hacemos canciones que describen la realidad al pie de la letra. Nosotros en la canción decimos que tienen dificultades para leer y para escribir. El 90% de las veces que me ha parado la Guardia Civil lo ha hecho por la noche y han necesitado una linterna para poder leer y escribir. Te digo lo mismo de antes: aquí no se ofende quien puede sino quien quiere.

Hay canciones de Piperrak, como la de 'Odio' o 'Democrazia' que están en el disco 'Arde Ribera' de 1994, que tienen letras...

Mucho más brutas. Pero que mucho más brutas y nadie dijo nada en ese momento. Creo que, hoy día, ese disco no podría sacarse al mercado. 

¿Siguen tocando esas canciones en sus conciertos?

Sí, claro. Las seguimos tocando y nadie nos ha dicho nunca nada.

La AVT ya se quejó en 2009 por su participación en festivales y anunciaron que les denunciarían por "proetarras"

Yo no estaba en el grupo en aquel momento. Nos lo contó Josetxu (el vocalista) el otro día, que tuvo que ir a declarar y que se archivó directamente. No había donde rascar. Si la Justicia no vio delito en nuestras letras, espero que, si la justicia tiene algo de justa, tampoco lo vean ahora.

Por lo que me cuenta el momento en el que menos polémica crearon sus letras fue en la década de los 90. No parece que hayamos evolucionado mucho en la defensa de la libertad de expresión.

Es que no hemos evolucionado en nada. Más bien al contrario. Vamos para atrás, claramente. Es triste, pero es lo que hay.

¿Se van a replantear algún tipo de cambio en las letras en los conciertos?

Nos hemos planteado dejar de cantar alguna de las frases que tanto ofenden, por lo que parece, pero no sé qué haremos. Pero, bueno, la canción O.V.N.I. la vamos a tocar, claro, y aún no tenemos nada decidido. Quizá cantemos 'son amuletos' en lugar de 'picoletos'. No sé. Ya veremos. 

¿Han visto el vídeo en el que la Guardia Civil traslada a los políticos catalanes presos de Lledoners hasta Soto del Real con la canción O.V.N.I. de fondo? 

Sí, claro. 

¿Qué les pareció?

No entendíamos nada. No sabíamos si es que no habían entendido la canción o qué pasaba. Después pensamos que podría tratarse de unos agentes coherentes a los que les hace gracia las cosas que cantamos y que no se ofenden por este tipo de cosas. No lo sé. Alucinamos un poco con la bola que se hizo por eso. Hoy en día es complicado todo. No puedes decir casi nada porque saltan cincuenta a quejarse y a despotricar y, lo que es peor, a denunciarte.

Más noticias en Política y Sociedad