Público
Público

Juan Jesús Sánchez Manzano El jefe de los Tedax asegura que el Gobierno de Aznar le pidió que asumiera la mentira sobre el 11M

Juan Jesús Sánchez Manzano ha relatado como días antes de que arrancara la Comisión de Investigación en el Congreso, instancias superiores del Ejecutivo le pidieron que afirmara que se trató de un fallo de los Tedax, para justificar su error.

Publicidad
Media: 3.95
Votos: 22

Juan Jesús Sánchez Manzano, cunado era comisario jefe de los TEDAX/ EFE

El comisario principal y jefe de los Tedax  (la unidad de desactivación de explosivos) Juan Jesús Sánchez Manzano, jubilado ya el pasado mes de octubre, ha desmontado la mentira que cultivó el Gobierno de Jose María Aznar hace 15 años, en el 11M, después de que se produjera el mayor atentado yihadista en suelo europeo que dejó 193 muertos y cerca de 2.000 heridos. Una farsa que el Ejecutivo popular le pidió que asumiera, según ha contado en una entrevista en El País

Aquella mañana representantes del Gobierno como el ministro del Interior, Ángel Acebes, o el ministro portavoz, Eduardo Zaplana, realizaron declaraciones públicas apuntando a la autoría de ETA. Para mediodía, el propio presidente del Gobierno llamó a los directores de los principales medios de comunicación del país para comunicarles que los atentados eran obra de la banda terrorista. Incluso, esa misma tarde, a las 17.30 horas el Ministerio de Asuntos Exteriores transmitió un telegrama a todos los embajadores de España en otros países dando fe de la autoría de ETA. 

Pero Manzano asegura que a las 15.00 horas ya estaba seguro de que se trataba de un atentado yihadista que nada tenía que ver con ETA. "En ese momento se inspeccionaba la furgoneta Kangoo, utilizada por los terroristas, y se incautaron restos de Goma 2 Eco y unos detonadores. Además, se encontró una cinta cassette que contenía cánticos del Corán en árabe", explica. Los indicios sobre la autoría yihadista llegaron ya a primera hora en el momento en el que los Tedax encontraron las bolsas-bomba en las estaciones de El Pozo y Atocha.  "La materia explosiva era blanca, no de color rojizo como la dinamita Titadine, que era la que ETA usaba habitualmente. También ya observaron y nos informaron, en la misma estación de Atocha, de que los efectos de las explosiones tenían que deberse a un explosivo más potente y de mayor velocidad que la dinamita Titadyne", manifiesta el comisario. 

"Instancias superiores del Gobierno de Aznar me pidieron que asumiera que los Tedax habían utilizado la palabra Titadyne como el explosivo usado en los atentados del 11-M"

Para Manzano la mentira comenzó cuando uno de los asesores de Aznar le dijo, de cara a las elecciones generales que se celebraban el 14 de marzo: "Si ha sido ETA barremos, pero si son los yihadistas ganará el PSOE". 

"Días antes de que arrancara la Comisión de Investigación en el Congreso de los Diputados, a principios de julio, instancias superiores del Gobierno de Aznar me pidieron que asumiera que los Tedax habían utilizado la palabra Titadyne como el explosivo usado en los atentados del 11-M, el que usaba habitualmente ETA. De esa manera el Gobierno podría justificar su error. Nunca fue así", relata Manzano para El País.  El jefe de los Tedax se negó rotundamente. 

En aquel momento se difundieron teorías para tratar de mantener la relación de los atentados con ETA. "Algunos periodistas, como Pedro J. Ramírez, Casimiro García-Abadillo, o Jiménez Losantos (...)  fueron creando lo que luego se llamó las 'teorías de la conspiración'", insiste el comisario. "Llegaron a decir cosas tan delirantes como que la mochila que contenía la bomba hallada en Puente de Vallecas la tenía yo en la cocina de mi casa. El objetivo era hacer creer que la Policía estaba detrás de una conspiración contra el Gobierno de Aznar. Una estrambótica idea que mantuvieron durante 10 años y que estaba centrada en la actuación de los Tedax, de otras unidades policiales y también de la Fiscalía y la Judicatura", concluye. 

Más noticias en Política y Sociedad