Público
Público

Juana Rivas se reencuentra con sus hijos

Rivas viaja a Cagliari, Italia, donde permanecerá durante 15 días.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Juana Rivas, en el aeropuerto de Granada, desde donde ha viajado a Cerdeña. - EFE

Juana Rivas se ha reunido este miércoles con sus hijos en la ciudad italiana de Cagliari (Cerdeña, sur), y permanecerá con ellos durante quince días en los que tienen previsto ir a un campamento y visitar un lago, entre otras actividades vacacionales. Rivas ha explicado en una conversación telefónica que ha podido ver a sus hijos a las 13.00 horas locales (11.00 GMT), cuando su expareja, el italiano Francesco Arcuri, condenado por maltrato, se los ha entregado.

Los niños viven habitualmente con el padre, quien tiene la custodia provisional desde agosto del pasado año, en la pequeña isla de Carloforte (sur de Cerdeña), pero desde hoy y durante 15 días consecutivos pasarán un periodo de vacaciones con su madre.

Rivas, que no ha querido dar detalles sobre el paradero en el que se encontrarán, ha explicado que tenía mucha ilusión de ver a sus hijos, de 11 y 3 años. "Cuando nos hemos visto me han dicho 'guapa, guapa', me han acariciado la cara, ha sido muy emotivo, teníamos mucha ilusión", relató Rivas, la vecina de Maracena (Granada) a la que un juzgado ha condenado a cinco años de cárcel por dos delitos de sustracción de menores. Ha contado también que solo les explicó a los menores que iban a poder verse en Italia cuando el Tribunal de Cagliari, encargado de decidir sobre la custodia de los dos niños, ratificó este encuentro el pasado 6 de agosto.

Rivas ha sido condenada por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada a cinco años de cárcel y a seis de inhabilitación para la patria potestad de sus dos hijos por permanecer en paradero desconocido el verano pasado junto a ellos para no entregárselos al padre.

El fallo, frente al que ha anunciado un recurso de apelación ante la Audiencia, le condena a pagar las costas procesales, incluidas las de la acusación, y a indemnizar con 30.000 euros a su expareja y padre de sus hijos, condenado en 2009 por maltrato y al que volvió a denunciar en 2016. Paralelamente, enfrenta un proceso civil sobre la custodia de los menores que lleva desde noviembre un juzgado del Tribunal de Cagliari. Rivas tendrá que acudir a este tribunal el próximo 26 de septiembre, cuando se celebre la vista definitiva por la custodia.