Público
Público

El juicio de los activistas que trataron de parar un desahucio en Usera se aplaza por la no comparecencia de un policía

Jorge Aranda, uno de los acusados, denuncia que el juicio "no tiene sentido" y señala que el aplazamiento va a permitir que los policías puedan "hablar entre ellos y prepararse mejor" su versión de los hechos.

Imagen de una protesta contra los desahucios /EFE

público

El juicio a los cinco activistas que trataron de evitar un desahucio en Usera en 2014 se ha aplazado debido a que uno de los policías, testigo del Ministerio Fiscal, no se ha personado. 

Los acusados se enfrentan a una petición de un año y seis meses de prisión por atentado contra la autoridad. Diferentes colectivos antidesahucios se han concentrado esta mañana para mostrar su apoyo a las personas implicadas. 

Jorge Aranda, uno de los activistas acusados de paralizar el desahucio de una familia de cinco personas –tres de ellas menores– ha manifestado su alegría a la salida de los juzgados y ha dado las gracias a todos los vecinos que han acudido a dar apoyo a los activistas. 

Asimismo, Aranda denuncia que "el juicio no tiene sentido" y señala que la propia Fiscal ha estado "buena parte del juicio" sin saber de lo que "se hablaba". "Se ha enterado hoy de que había gente fuera de la casa", ha protestado. Por otra parte, el activista ha recalcado que el aplazamiento va a permitir que los policías puedan "hablar entre ellos y prepararse mejor" el juicio.

Desde Amnistía Internacional han denunciado "el hecho de que se estén llevando a cabo procedimientos penales contra personas que lo único que han hecho es defender los derechos humanos propios y de las demás personas".

El juicio trata los hechos ocurridos en el barrio madrileño de Usera en el año 2014, cuando los colectivos en defensa de la vivienda intentaron paralizar el desahucio de una familia. En ese contexto, se produjo una carga policial y seis personas fueron detenidas. 

Más noticias