Público
Público

Junta de Andalucía Moreno dedica 50 segundos a la violencia de género y pone a la familia en el centro de sus políticas

La escasa y turbia referencia a la violencia machista abre la puerta a considerar maltrato cualquier tipo de violencia, tal como exige Vox, con quién el PP firmó pacto para garantizar su apoyo en la investidura.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, al inicio de su discurso de investidura en el Parlamento andaluz en Sevilla. EFE/José Manuel Vidal

Menos de un minuto, de un discurso que ha durado cerca de hora y media, ha dedicado el aspirante a presidir la Junta de Andalucía, Junama Moreno, a la violencia de género. Y la única referencia a éste término ha sido para afirmar que, de ser elegido, asegurará que este tema quede fuera de la contienda política.

"Como presidente de la Junta de Andalucía me comprometo a actuar con responsabilidad y a exigir esa misma responsabilidad a todos para sacar de la contienda política asuntos tan sensibles como la violencia de género", afirmó Moreno en su discurso.

La referencia a este este tipo de violencia no sólo ha sido escasa, sino también estudiadamente ambigua e inconcreta, como para contentar a sus aliados de Vox, que han exigido el fin de a ley contra la violencia de género y de la financiación para prevenirla.

"El maltrato es una lacra social que debemos erradicar. Y hay que hacerlo construyendo sobre lo que ya tenemos. Sumando. Enriqueciendo. Mejorando las leyes. Sin cuestionar lo que ha funcionado y funciona, pero corrigiendo lo que no", ha añadido Moreno, sin especificar cuáles considera que son los fallos a los que se refiere. Si son precisas más o mejores medidas para proteger a las mujeres o si su gobierno incluirá medidas para proteger a los hombres, tal como propugna Vox. Además, en su discurso, el candidato del PP a presidir la Junta ha afirmado que trabajará para proteger a quienes sufran violencia de cualquier tipo y en cualquier ámbito.

"Haciendo, en suma, que todas las víctimas estén protegidas. Quienes sufran violencia física, psicológica o social, de cualquier tipo y en cualquier ámbito, encontrarán en mi gobierno un refugio seguro, una mano para acogerle y otra para ayudarle a salir del infierno en que viven. Siempre hemos estado con los más débiles, y así seguirá siendo", dijo en su discurso.

Este pasar de puntillas por un tema que el propio Moreno considera como "sensible", contrasta con los ríos de tinta y las movilizaciones sociales que se han convocado para este martes, en respuesta a los acuerdos con el ultraderechista Vox por parte del Partido Popular, para que respaldara el primer gobierno del PP en Andalucía.

De hecho, miles de mujeres se concentraron frente al Parlamento andaluz coincidiendo con el discurso de investidura de Moreno, para reafirmar la voluntad de no dar "ni un paso atrás" en los derechos conseguidos por las mujeres. Esta ha sido la primera de una serie de movilizaciones que esta mismo martes por la tarde se han convocado en casi todas las provincias españolas y que tendrán su reflejo en algunas capitales europeas y de Latinoamérica.

La familia como núcleo vertebrador

Si bien palabras como mujer o igualdad apenas aparecen 3 veces a lo largo del discurso de Moreno, la palabra familia lo hace un 12 ocasiones, reafirmando la importancia que un gobierno del PP con apoyo de Vox y Ciudadanos darán a esta construcción social. De hecho, Moreno ha afirmado que "la familia es el núcleo esencial de nuestra sociedad. En ella aprendemos a ser persona y de ella extraemos los valores que han de regir nuestra vida". Por ello "el gobierno del cambio hará de la familia un eje vertebrador de sus políticas, con un concepto transversal de la gestión, de manera que las demandas y las necesidades de las familias andaluzas estén presentes en todas las decisiones que se adopten en cualquier ámbito de su competencia". Ninguna mención a la existencia de distintos tipos de familia.

Más noticias en Política y Sociedad