Público
Público

Carne mechada La Junta de Andalucía tardó cinco días en retirar la carne con listeria tras saber que estaba infectada

Uno de los motivos del retraso fue provocado por una mala identificación de las dos marcas analizadas por el Laboratorio Municipal de Sevilla.  

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, atiende a los medios de comunicación en la feria de Málaga

público

La Junta de Andalucía emitió una orden para retirar la carne mechada infectada por la bacteria listeria el pasado 14 de agosto, no obstante, desde el día 9 ya tenía constancia de que las muestras remitidas a la Conserjería de Salud daban positivo, según un documento interno del Laboratorio Municipal de Sevilla, publicado por El País.

El laboratorio recibió dos muestras de carne posiblemente infectadas el día 8, una de la marca La Mechá y otra de otro fabricante. Un día después comunicó al Distrito Sanitario de la Consejería de Salud que la "muestra 700439/19" era "altamente positiva", según el documento. 

El viernes 9 de agosto, por tanto, la Junta ya tenía en conocimiento que una de las dos marcas estaba infectada por listeriosis, sin embargo no ordenó la retirada preventiva de los productos. De hecho, no intervinieron de nuevo hasta el día 13, cuando solicitaron más información sobre la prueba que dio positivo. La causa de la consulta fue un error en la identificación entre las dos marcas que fueron analizadas, ya que confundieron la una con la otra. No se sabe si la responsabilidad de la equivocación fue por parte del personal de la Junta al entregar las muestras o del laboratorio al etiquetarlas.

Los enfermos por listeriosis ascienden a 131 y los casos sospechosos se elevan ya a 523

El fallo de identificación fue resuelto ese mismo día 13, entonces la Junta envió la notificación a la empresa Magrudis, fabricante de la carne La Mechá, y al día siguiente, la Junta declaró la alerta sanitaria y procedió a avisar a otras autonomías posiblemente afectadas. 

Esta información ha causado un cruce de reproches entre los responsables de la Junta (PP, Ciudadanos y Vox) y los del Laboratorio Municipal de Sevilla, gestionado por el PSOE, ya que el consejero de presidencia de la Junta, Elías Bendodo (PP) eximió a la Junta del retraso y dio una versión de los hechos que ha sido negada por el Ayuntamiento. 

"Algo ha fallado"

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha admitido que "evidentemente ha fallado algún procedimiento de los establecidos" para evitar que se produzca una enfermedad como esta y garantizar la protección de los consumidores.

Durante una visita a Valencia, la ministra ha destacado que la Junta de Andalucía tendrá que llevar a cabo las inspecciones e indagaciones necesarias para conocer "exactamente dónde se ha producido el fallo", ya que las comunidades autónomas tienen la responsabilidad directa de inspección y vigilancia epidemiológica.

Ha destacado que el Ministerio de Sanidad actuó en este brote en el momento en que la Junta de Andalucía lo comunicó, lo que según ha afirmado ocurrió el pasado 16 de agosto, y ha rehusado "especular" sobre si esa comunicación se hizo "tarde" o "temprano", pues es algo que habrá que analizar con "precisión".

"Habrá que conocer con más precisión cómo fue todo el proceso interno de la Junta antes de que esto se comunicara"

"Habrá que conocer con más precisión cómo fue todo el proceso interno de la Junta antes de que esto se comunicara", ha señalado la ministra, quien ha defendido que le gusta hablar "con datos, con diagnósticos certeros y con análisis confirmados" y no hacer "especulaciones".

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), en su informe sobre la situación, explica que la Junta le notificó el pasado día 16 un brote de intoxicación alimentaria por listeriosis asociado al consumo de carne mechada industrial de la marca La Mechá.

"La asociación entre el producto implicado y el brote se produjo el 14 de agosto tras los resultados positivos para listeria en los análisis realizados en la comunidad autónoma en varios productos elaborados de carne mechada correspondientes a diferentes lotes y que habían consumido la mayor parte de los casos identificados", señala el informe.

Ese día, el 14, según Sanidad, las autoridades de seguridad alimentaria de Andalucía realizaron una visita de inspección a las instalaciones de la empresa y se acordó la retirada voluntaria por parte de la empresa de todo el alimento elaborado desde el 1 de mayo y la suspensión de la producción.

150 casos, de momento

El número de personas infectadas por listeriosis asciende a 150 casos confirmados relacionados con el consumo de la carne contaminada de la marca La Mechá, de los que 132 son en Andalucía y los 18 restantes en otras cinco comunidades: Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón.

Sanidad no descarta la aparición de nuevos casos en los próximos días, incluso en personas residentes en otras regiones o países, que hayan podido consumir la carne mechada durante su estancia en las áreas de distribución, "dado que el periodo de incubación de la enfermedad es largo y la distribución amplia del producto".

Por eso, como medida de precaución, aconseja a las personas que tengan en su domicilio algún producto de carne mechada de esa marca se abstengan de consumirlo y que, en caso de haberlo hecho y si presentan alguna sintomatología, acudan a un centro sanitario.

En la mañana del martes también se conoció el primer caso mortal por el brote de listeriosis, la víctima fue una anciana de 90 años en Sevilla. Los ancianos, las embarazadas y las personas inmunodeprimidas pertenecen al "grupo de riesgo" de esta enfermedad que genera unos trescientos enfermos al año en España, con una tasa de mortalidad de un 20%. 

Más noticias de Política y Sociedad