Público
Público

"La liberación de las mujeres es la excusa de Occidente para justificar sus guerras en los países árabes"

Sirin Adlbi Sibai, pensadora decolonial y musulmana, ha presentado su libro ‘La cárcel del feminismo’, un ensayo que reflexiona sobre la islamofobia y el reto del feminismo para adoptar posturas poscoloniales.

Publicidad
Media: 2.61
Votos: 18

La pensadora decolonial y feminista, Sirin Adlbi Sibai

@SaraPSerna

MADRID. - Sirin Adlbi Sibai, feminista islámica y pensadora decolonial, acaba de publicar su primer libro, La cárcel del feminismo (editorial Akal). Título polémico y que puede llevar a conclusiones erróneas si no se conoce a esta activista. “Ya es hora de plantear de manera directa y urgente toda una serie de debates que son muy necesarios. El título es impactante y ese es exactamente el efecto que con mi teoría quiero crear, el de un impacto que nos haga cuestionarnos de una vez el orden de las cosas. Ojalá sirva para eso”.  

Por ello, cuando Sirin habla de "cárcel" está haciendo una crítica al feminismo hegemónico que, en su opinión, invisibiliza otros feminismos alternativos, más alejados de la óptica occidental y colonial, que fueron iniciados por los feminismos negros y continuados posteriormente por el feminismo indígena o el islámico. Estos movimientos explican cómo el género está inevitablemente atravesado por la raza y la clase, aspectos que han sido desatendidos por el feminismo tradicional, blanco y burgués.

Sirin ha hablado para Público con motivo de la presentación de su libro en la librería madrileña de Traficantes de sueños. En sus palabras se refleja el activismo y el compromiso con un feminismo complejo, que cuenta con más retractores que apoyos: el feminismo islámico desde una perspectiva decolonial. “El pensamiento decolonial nos proporciona la posibilidad y la oportunidad de pensar lo impensado, de imaginar lo que se ha vetado como posible de ser imaginado. Es una auténtica revolución. No podemos hablar de feminismo e Islam en la actualidad sin pensar seriamente en todas las relaciones y las estructuras de poder que construyen los diferentes discursos sobre la cuestión”.

“La islamofobia es un mecanismo
que subhumaniza a los musulmanes”

​Para la autora es la hegemonía de Occidente, el capitalismo y el patriarcado los que han articulado la islamofobia actual. “La islamofobia es un dispositivo colonial que subhumaniza a los musulmanes y a la civilización islámica mediante una compleja red de instituciones discursivas y no discursivas que adoptan la forma de racismo cultural.  Además, la islamofobia está transversalmente atravesada por el género. Es decir, no hay islamofobia sin género”. En este sentido, la pensadora establece tres procesos que lo explican: el primero sería ver quién produce esa islamofobia, que sería el patriarcado entre otros; el segundo, sobre quién se incide en la islamofobia, la mujer; y, por último, a través de qué, la subyugación de la mujer musulmana.

La mujer musulmana con hiyab

Sirin Adlbi lleva velo y habla de feminismo, una imagen que genera un amplio debate dentro del movimiento feminista ya que algunas corrientes consideran un oxímoron llevar hiyab y ser feminista, también dentro del mundo árabe. Bajo esta disyuntiva, Sirin reivindica el uso libre del velo, entendiendo las implicaciones patriarcales que ello puede conllevar, pero que, en su opinión, no son más opresoras que la talla 36 o el uso de los tacones o el maquillaje en Occidente. 

Establece también que lo que hay detrás de la prohibición del hiyab o su imposición en diferentes partes del mundo es, al fin y al cabo, el control patriarcal de los cuerpos de las mujeres. “Sin embargo, echo en falta aquí la voz de las mujeres que con nuestro hiyab queremos rescatar el Islam de unas y otras manipulaciones sexistas y reivindicar nuestro derecho y libertad a dotar a nuestras elecciones espirituales, estéticas, filosóficas y epistemológicas del sentido liberatorio y emancipatorio que queremos darle. El hiyab y sus significados en el Islam, ligados a una ética global de liberación se encuentran invisibilizados y secuestrados entre los discursos coloniales que lo convierten en símbolo universal de la subyugación femenina y símbolo de la anti-modernidad”.

“En nuestras 'desarrolladas' sociedades una de cada tres mujeres hemos sufrido algún tipo de violencia machista”

Precisamente es esta focalización en la mujer musulmana y el uso del velo, según la autora, la que invisibiliza y legitima otras formas de represión a las mujeres, también en Occidente. Para ello habla del concepto de 'la salvaje en el espejo' que “devuelve a los occidentales una imagen muy gratificante de ellos mismos, la imagen de unas mujeres euro-norteamericanas libres, liberales y liberadas, ocultando que en nuestras 'desarrolladas' sociedades aún una de cada tres mujeres hemos sufrido algún tipo de violencia machista y queda todavía por desmontar unas estructuras patriarcales y sexistas sumamente complejas cuya desarticulación solo y exclusivamente podrá darse desde la deconstrucción y abolición del sistema capitalista global”.  

Además, “la mujer musulmana con hiyab” representa para Sirin la excusa de los países más poderosos para invadir lugares por intereses económicos y políticos, pero el discurso que legitima estos actos es la supuesta liberación de las mujeres.  “El discurso que construye el objeto ‘mujer musulmana con hiyab’ no tiene ninguna existencia fuera de la lógica colonial y tiene como función la invisibilización de los intereses geoestratégicos, geopolíticos, geoeconómicos y geoideológicos de Occidente en los países árabes y musulmanes. Es decir, vamos a Afganistán o a Mali a “salvar” y “liberar” a las mujeres musulmanas, no a explotar sus recursos, saquearlos y buscar salidas a la industria armamentística. La invisibilización de la responsabilidad directa de Occidente en la perpetuación de crisis, guerras, pobreza extrema, dictaduras, falta de justicia, derechos y libertades y opresión generalizada van a afectar en primer lugar a las mujeres y a los niños”.

¿Hacia el principio del fin del capitalismo?

Sirin Adlbi es, además, una activista muy vinculada con Siria. De hecho, se asume como activista sirio-española opositora al régimen de los Asad. La guerra, que ya dura más de cinco años, ha producido la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. Además, el papel de la Unión Europea en materia de refugiados está siendo más que cuestionado tras el acuerdo con Turquía de devoluciones en caliente.

"Un sistema levantado a base de sangre y opresión, sólo desaparecerá con más sangre y opresión"

Pero no solo el tema de los refugiados, también el Brexit o la victoria de Donald Trump... El mundo asiste a una serie de acontecimientos difíciles de explicar y que, para Sirin, son una muestra del principio del fin del sistema neoliberal. “Todos los acontecimientos cuyo desarrollo observamos perplejos parecen estar indicando que nos acercamos cada vez más al colapso del sistema. Y un sistema levantado a base de sangre y opresión, desgraciadamente sólo desaparecerá con más sangre y más opresión”.

Más noticias en Política y Sociedad