Público
Público
Únete a nosotros

Libertad de Expresión Rajoy censura al humorista que  habló de "los huevos" del apóstol Santiago en un pregón

La reacción del presidente del Gobierno se suma a las de la Iglesia y la Asociación Española de Abogados Cristianos, lo que la Asociación de Dramaturgia ha considerado una situación de "acoso" hacia el monologuista. 

Publicidad
Media: 1.83
Votos: 6
Rajoy escolta al apóstol Santiago

Mariano Rajoy ha censurado en Twitter el polémico pregón del carnaval de Santiago de este año, en el que un humorista hizo alusiones a "los huevos" del apóstol Santiago e hizo insinuaciones sobre felaciones de la virgen del Pilar al santo, por entender que indigna "a la mayoría". El dramaturgo que llevó a cabo el pregón, Carlos Santiago, representó un monólogo que ya había interpretado en numerosas ocasiones.

A través de un mensaje en su cuenta personal de la red social, el presidente del Gobierno ha expresado su "apoyo a los vecinos que quieren que las fiestas, como el pasado carnaval, sean momentos de respeto y convivencia, y esperan eso mismo de su ayuntamiento". "Los pregones deberían servir para invitar a todos a la celebración, no para indignar a la mayoría", concluye el mensaje de Rajoy.

Querella por "cristianofobia"

Estas palabras suscitaron algunas críticas de asistentes al pregón, que consideraron su contenido soez y ofensivo hacia los católicos. La Iglesia no dejó pasar la oportunidad de sumarse a las quejas y convocó para el sábado una jornada "de desagravio" al apóstol y a la virgen del Pilar.

En ella, el arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio, dijo lamentar lo que calificó de "ofensas blasfemas" y afirmó que "las corrientes laicistas generan cristianofobia". "Se manifiesta en lo que estos días estamos sufriendo", aseguró, aludiendo a continuación a lo que "sufrió María junto a la cruz" o a la situación que "experimentó el Apóstol Santiago" al "que Herodes mandó degollar".
Según el religioso, "ni este contexto, el Carnaval, ni la libertad de expresión mal entendida puede justificar la falta del debido respeto a los demás y carentes de buen gusto".
Por su parte, la Asociación Española de Abogados Cristianos anunció el viernes que presentará una querella contra el humorista por "el contenido vejatorio anticristiano" y no descarta, en la medida "en que recabe pruebas", ampliarla próximamente al alcalde compostelano, Martiño Noriega (Compostela Aberta), quien ha recibido varias amenazas, algunas de ellas de muerte dirigidas contra él y su familia, a través de las redes sociales.

Apoyo de la Asociación de Dramaturgia

En respuesta a esta caza de brujas, la Asociación Galega de Dramaturxia  —Asociación de Dramaturgas e Dramaturgos de Galicia (DramaturGa)— manifestó su apoyo al artista y denunció la "tergiversación" de sus palabras en el pregón. "La ficción no se esclaviza. El Carnaval no se civiliza. El humor no se toca. Son sagrados", reivindicaron.

"Dentro del humor, dentro de la ficción, todo es posible y todo está permitido, sobre todo cuando no está en juego la dignidad de ningún ser humano", indicaba el colectivo en un comunicado en el que rechazan la "tergiversación" de las palabras del dramaturgo y cómico y el "acoso al que está siendo sometido a través de las redes sociales y ciertos medios de comunicación".

Así, consideran "intolerable" que "la Iglesia y ciertos medios de comunicación se alíen para intentar censurar contenidos humorísticos en una evidente estrategia de manipulación mediática con fines espurios". "Los sentimientos ni se ofenden ni se defienden, se sienten", apostillan.

En esta línea, recuerdan que el carnaval "es un espacio temporal y mental en el que la farsa y la sátira son artefactos pacíficos utilizados contra los poderes establecidos" y que estas celebraciones constituyen "un momento de subversión de los roles sociales" a través de "la ficción y el humor sincretizados en el uso siempre provocativo del disfraz, o sea, del teatro, o sea, de la ficción".

Así las cosas, expresan su apoyo "sin fisuras" el discurso de Carlos Santiago y al propio autor, condenan "con rotundidad la agresión" que, dicen, sufre el dramaturgo y reivindican el derecho a la libertad de expresión de los trabajadores de la palabra.

Más noticias en Política y Sociedad