Público
Público

Listeriosis Carmen Bautista, embarazada: "Por culpa de la listeriosis, mi bebé tiene un alto nivel de riesgo y yo, de abortar"

Es una de las 24 embarazadas que se recupera, bajo tratamiento antibiótico, del contagio por listeriosis que saltó el pasado 15 de agosto por la carne mechada infectada. La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha confirmado, desde el inicio de la alerta, 197 afectados en Andalucía.

Carmen Bautista

maría serrano

Carmen Bautista tiene solo 28 años de edad y ha vivido uno de los episodios más angustiosos de su vida. En 48 horas ha sido diagnosticada de listeriosis y su bebé se encuentra ya en alto riesgo hasta el momento del parto, que se espera para el mes de enero de 2020. "Llevo tan solo dos días en este pabellón de afectadas en el hospital Virgen del Rocío y por ahora estoy sola en la habitación aunque todas mis compañeras están acompañadas debido al alto número de afectadas que no para de crecer". Carmen se ubica en el pabellón de las embarazadas, pero el número de casos confirmados por "Listeria monocytogenes" llega a 197 al cierre de este artículo. El 82% de los afectados se ubican en la provincia de Sevilla, según confirman fuentes del gobierno andaluz.

Esta joven sevillana desarrolló la listeriosis diez días después de ingerir el bocadillo de carne mechada que compró en una tienda de alimentación cercana a su casa de la Rinconada (Sevilla). "No suelo hacerlo en mi día a día pero ese día mi pareja, mi hijo de cinco años y yo comimos un bocata que estaba allí preparado de carne mechada", asegura a Público destacando que "considera una absoluta negligencia el espacio de tiempo, que tanto la empresa Magrudis (productora de la carne mechada y que interceptó el paquete en mal estado) como la Junta tardaron hasta el día 15 en decretar la alerta sanitaria". Fue muy poco antes, el día doce cuando Carmen y su familia tomaron aquel bocadillo de carne mechada.

El primer análisis confirmó que Carmen ni su hijo tenían listeriosis

Bautista está en su quinceava semana de embarazo, cuatro meses de gestación. Sin embargo no tuvo síntomas propios de la listeriosis hasta el pasado 24 de agosto, cuando se encontraba de vacaciones con su familia en el municipio almeriense de Roquetas de Mar. Carmen confirma a Público que todo empezó con una especie de gastroenteritis que desarrolló su hijo de cinco años. "Era el día 13, un día después de comer los bocadillos y mi hijo enferma". Carmen aún estaba en Sevilla y apenas tenía unas décimas de fiebre. A las pocas horas su hijo tiene una fiebre bastante elevada unido a los vómitos y diarrea, lo que pone alerta a su madre para salir hacia el hospital Virgen del Rocío. "Mi hijo era alérgico a la amoxicilina y le dieron azitromicina para matar las bacterias". Nadie, ningún médico imaginó que el brote de listeria empezaría a desarrollarse 48 horas después. Carmen llevó a su hijo a casa y empezó a mejorar levemente sin terminar de tener unas décimas.

Bautista no tuvo síntomas propios de la listeriosis hasta el pasado 24 de agosto, cuando se encontraba de vacaciones con su familia

A pesar de esta destemplanza, Carmen junto a su hijo y su marido conocen la alerta de crisis alimentaria que la Junta decreta el 15 de agosto. Carmen ata cabos. Sabe que hace escasos días ella había ingerido carne mechada y que en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla nadie le pudo aclarar de qué era el virus de su hijo ni de dónde procedía. Y que la bacteria podía ir incubando poco a poco en su cuerpo.

De inmediato se traslada al hospital sevillano para hacerse las pruebas. El cultivo sale negativo. También el de su hijo. "Los médicos me dijeron que estuviera muy pendiente de mi estado de salud porque el contagio se podía desarrollar hasta tres semanas después" aclara. Ese fin de semana, Carmen al ver que se encontraba bien y prácticamente descartado el contagio empezó a preparar sus vacaciones para trasladarse a Roquetas de Mar (Almería). Sin embargo, ese mismo domingo empezó a subirle la fiebre y a sufrir fuertes vómitos. Se traslada rápidamente al hospital de Poniente en Almería.

El angustioso traslado de Carmen: Cuatro horas de Ambulancia hasta Sevilla sin aire acondicionado

Carmen empezó a vivir un auténtico calvario. Los médicos le hicieron las pruebas y en esta segunda ocasión le diagnosticaron listeriosis. Casi diez días más tarde. Su hijo tuvo que volver a tomar un tratamiento antibiótico para acabar definitivamente con los síntomas del brote. Sin embargo, el alto riesgo lo tiene Carmen al estar embarazada. Esta joven es trasladada en ambulancia hasta Sevilla. "Los médicos me trataron muy bien y me dijeron que empezaría un tratamiento de catorce días con antibióticos". El viaje de vuelta a la capital andaluza fue toda una odisea. "Sin aire acondicionado, sin poder moverme de la camilla estuve cuatro horas vomitando y la enfermera que iba conmigo tampoco se encontraba bien al ir sin aire acondicionado y con un calor insoportable", denuncia a Público.

A las cuatro horas Carmen llego al hospital del Virgen del Rocío angustiada y sin saber incluso ni dónde la tenían que atender. "Fue un auténtico calvario hasta que me subieron a planta y me comentaron el tratamiento y en las condiciones que se encontraban mi bebé", que ya sabe que es una niña.

De un embarazo normal a un estado de alto riesgo hasta el momento del parto

El pasado martes 26 ingresa en el pabellón de embarazadas con listeriosis y le informan de los riesgos. "Los médicos me han comentado que lo más importante es tomar el antibióticos lo antes posible y que el tratamiento dura catorce días pero que el riesgo está ahí". También las elevadas posibilidades de aborto.

Las pruebas realizadas a Carmen le han asegurado que por el momento su hija se encuentran en buen estado de salud. "La bacteria puede llegar hasta la placenta pero por el momento me dice que estamos a salvo". Sin embargo la angustia de Carmen sigue latente que espera que pasen estos días de incertidumbre para empezar las acciones legales contra los que han desatado este caos.

"No puedo perdonar esta situación de angustia y cómo me ha cambiado la vida en pocos días", asegura la afectada

"No puedo perdonar esta situación de angustia y cómo me ha cambiado la vida en pocos días", de ahí que la familia de esta afectada haya puesto ya una hoja de reclamación. La Junta no garantizó unas condiciones de traslado en una ambulancia con refrigeración en pleno verano. Carmen Bautista se encuentran a la espera de ver que acciones pueden tomar contra la firma Magrudis que ha distribuido el producto de carne mechada la Mechá.

Fuentes de la Consejería de Salud y Familias destacan que "la Junta no procedió a la inmovilización, retirada y la paralización de la carne mechada de La Mechá hasta el 14 de agosto" comercializada por la empresa Magrudis. El pasado viernes 23, la Consejería de Salud y Familias amplió "la alerta sanitaria a los productos distribuidos por la empresa Comercial Martínez León y a todos los productos de Magrudis". Sin embargo, el portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento del brote, José Miguel Cisneros, ha señalado hoy que "los datos de los seis últimos días confirman que se ha producido la inflexión del brote".