Público
Público

Listeriosis "La Junta ha tenido una relación inexistente con mi familia desde que falleció mi madre por listeriosis"

La madre de María y Elisabel, Francisca, fue la segunda víctima mortal que falleció por el brote de listeriosis el pasado 27 de agosto. Diez días después de aquel duro trance, una de sus hijas cuenta a 'Público' cómo empiezan de nuevo a hacer su vida. Mientras, inicia una compleja y larga batalla legal contra todos los responsables del brote. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

María ante la declaraciones de los medios el día del entierro de su madre, víctima de listeriosis, el pasado 27 de agosto.

Francisca tenía solo 74 años de edad cuando murió a causa de una meningitis por listeria totalmente inesperada. Su familia nunca llegó a imaginar el fatal destino que le esperaba. María es su hija mayor y recuerda a Público el trance de ver a su madre ingresada por una leve gastrointeritis y que acabó en el peor desenlace. “Yo pensé que mi madre tenía una infección por algún alimento en mal estado cuando la ingresaron la noche del 12 de agosto en las urgencias del Virgen del Rocío”, pero el día 13, asegura su hija Francisca, “ya estaba infectada por el virus y los médicos le preguntaron claramente a los familiares: '¿Ha tomado esta mujer carne mechada?'”. Cuando los médicos preguntaban por la ingesta del alimento contaminado nadie había escuchado la palabra “crisis alimentaria”. Tampoco nada de la empresa Magrudis. Ni una sola palabra de un posible brote de listeriosis. La Junta decretaría la alerta el 16 de agosto, aunque María asegura que “los médicos ya sabían que algo estaba ocurriendo”.

“Los médicos ya sabían que algo estaba ocurriendo”

Las hermanas Serrano, Elisabel y María, intentan retomar su día a día. “Estamos saturadas y solo intentamos volver a nuestra normalidad en la medida de lo posible”. María comienza a hacer la rutina recogiendo a su hija pequeña, porque al fin y al cabo, “la vida continúa”, aclara. Mientras, recuerda a este medio el trasiego de aquellos primeros momentos de tragedia y cómo las cadenas de televisión y los periódicos comenzaron a formar parte de su día a día en los momentos más difíciles. “Sabía que tenía que hablar y contar cómo nos estábamos sintiendo”, destaca a Público.

Una cadena de errores que iniciará una larga batalla legal

El día 12 de agosto fue cuando Francisca ingresa en el Hospital Virgen del Rocío por urgencias. Sus hijas acudieron de inmediato porque había sido ingresada por un supuesto virus de gastrointeritis. “Yo desconocía todo lo que podía venir. Creía que mi madre tenía una una infección como una persona normal”, afirma a Público. De madrugada, Francisca llega a planta y a la mañana siguiente le realizan una punción. “Aún no se sabía nada del tema y ahí nos dimos cuenta de que era raro que nos preguntaran directamente si había comido carne mechada, pero tampoco nos preocupamos especialmente” afirma.

“Me enteré de lo que estaba pasando y entregué una muestra de la carne para que fuera analizada en los laboratorios de consumo”

La carne mechada que Francisca compró y que guardaba en su frigorífico era de la marca La Mechá, de la empresa Magrudis, la empresa responsable del brote de listeriosis. “La había comprado en una tienda de su barrio en Sevilla”, como hacía en muchas ocasiones. En menos de 48 horas, Francisca sigue ingresada. La alerta sanitaria del día 16 de agosto estalla. Las hermanas Serrano saltan ante el aluvión de afectados. “Me enteré de lo que estaba pasando y le hice fotos a la carne mechada de Magrudis y, entregué una muestra de la carne para que fuera analizada en los laboratorios de consumo”, apunta.

“Mi madre no sufría patologías previas”

Con indignación y mucha rabia, María relata que su madre no tenía ninguna enfermedad congénita “y no sufría patalogías previas”, como indicaría la Junta, para que muriera de una forma tan drástica. “La meningitis listeriosa que diagnostican a mi madre afecta a todo el sistema nervioso central. Y no es por un problema de corazón ni de pulmón. La bacteria le llegó al cerebro y acabó con su vida”, recuerda. Ante la pregunta de si tomaba alguna medicación, la hija de esta víctima recuerda que solo “tenía una pastilla por una infección pulmonar”, pero su muerte vino provocada por la bacteria de la listeria.

Sin ningún tipo de comunicación con la Junta 

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía dio a conocer la muerte de Francisca en una comparecencia, como hace cada día con el seguimiento del brote, pero no se puso en ningún momento en contacto con Elisabel ni con María para presentar sus condolencias. El 27 de agosto, la familia de Francisca se trasladó hasta el Tanatorio de la S-30 para velar su cuerpo. “Con nosotros no se ha puesto en contacto nadie. Ni la Junta ni ningún organismo. Ha tenido una relación inexistente con nosotras desde que falleció mi madre por la listeriosis hace diez días”

“Vamos a llegar hasta donde haga falta”

La consejería de Sanidad, capitaneada por Jesús Aguirre, no ha sido capaz de tener ningún contacto. Sin embargo, María relata que “no les va a hacer falta tenerlo para buscar a los responsables”. Las hijas de Francisca también se mostraron indignadas con las declaraciones del presidente de la Junta Juanma Moreno cuando señaló ante la prensa el éxito del bajo índice de mortalidad por el brote de listeria, que ya ha dejado, hasta la fecha a tres fallecidos y seis abortos. María destaca que para ella no es fácil asumir ”la muerte de personas inocentes como su madre”, que falleció en el momento que la bacteria de la listeria llegó a su cerebro.

La Fiscalía de Sevilla ya ha trasladado las actuaciones al Juzgado de Instrucción número 10. Y las hijas de Francisca se han sumado a la querella que Facua ha presentado a la Fiscalía contra Magrudis por un supuesto delito contra la salud pública.

María señala que si los médicos conocían el día 12 de agosto el lote infectado y le hicieron aquellas preguntas, podían saber del “posible brote que se estaba avecinando”. Mientras tanto, aclaran que la batalla legal va a ser “lenta”. Aunque concluye: “Vamos a llegar hasta donde haga falta”.

Más noticias en Política y Sociedad