Público
Público

Madrid Central Greenpeace demuestra que la contaminación ha registrado mínimos históricos gracias a las multas de Madrid Central

La moratoria que prevé aprobar este jueves el Ayuntamiento de la capital, y que arrancará este próximo lunes, es "una barra libre para seguir contaminando, sin aportar ni un solo informe técnico e ignorando el respaldo de la Comisión Europea" al proyecto estrella de Manuela Carmena, sostienen desde la organización.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Señal en la vía pública para informar de una zona afectada por Madrid Central. AYUNTAMIENTO DE MADRID.

Greenpeace ha presentado este miércoles un estudio en el que demuestra que los niveles de contaminación registrados tras la aplicación de las sanciones en Madrid Central son "los mejores de la última década". El análisis de los valores medios en las 24 estaciones del Ayuntamiento de Madrid demuestra que los niveles de NO2 son un 16% inferiores respecto al año pasado en el segundo trimestre de 2019. Este periodo (desde este pasado 15 de marzo) es el único en el que Madrid Central ha funcionado con sanciones, tras una fase informativa que arrancó el 30 de noviembre de 2018.

Los datos presentados confirman la eficacia de la zona de bajas emisiones desde su aplicación. Si durante mayo ya se batió el récord de bajas emisiones, las cifras registradas en las tres primeras semanas de junio confirman esta tendencia, siendo, de nuevo, el mes con el promedio más bajo de la serie histórica. Unos datos positivos, pese a que las condiciones meteorológicas han sido muy desfavorables: en los últimos dos meses sólo ha llovido un día, mientras que este junio ha sido el mes con menos días de ventilación en el periodo 2010-2019, tal y como explica la organización en una nota de prensa publicada este miércoles. 

"A pesar de la evidencia científica a favor de Madrid Central, el Ayuntamiento de Madrid insiste en su promesa de acabar con la zona de bajas emisiones" ha señalado Adrián Fernández, responsable de movilidad de Greenpeace. "La moratoria que prevén aprobar este jueves en Junta de Gobierno [y que arrancará este próximo lunes] es una barra libre para seguir contaminando, sin aportar ni un solo informe técnico e ignorando el respaldo de la Comisión Europea a Madrid Central", ha destacado Fernández.

La información presentada este miércoles por Greenpeace se suma a los numerosos informes que han confirmado la eficacia de Madrid Central para reducir la contaminación. Según otro estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, la implantación de Madrid Central ha reducido un 38% las emisiones en el centro y un 9% en el conjunto de la ciudad

Posteriormente, Ecologistas en Acción también expuso con datos sacados de la estación de medición de la Plaza del Carmen –la única en Madrid Central– cómo se ha conseguido reducir la contaminación del aire. Tanto es así, que el coordinador federal de la formación medioambientalista aseguró este martes que sin Madrid Central hubo una concentración media de 37 µg/m3 (microgramos por metro cúbico) en 2018, mientras que en el último mes de 2019 los datos se sitúan en 22 µg/m3.

Más noticias en Política y Sociedad