Público
Público
Únete a nosotros

Maltrato a ancianos Nuevo caso de maltrato a ancianos en una residencia de Zamora

La residencia de Montamarta ha apartado de sus labores a dos empleadas investigadas por supuesto trato denigrante a residentes que se recogió en unos audios en los que se escuchan frases como "te voy a pegar una bofetada".

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Imagen de archivo de las manos de dos ancianos. - EFE

La dirección de la residencia municipal de personas mayores de Montamarta (Zamora) ha apartado de sus trabajos de auxiliares de enfermería de forma cautelar a las dos empleadas investigadas por supuesto trato denigrante a residentes que se recogió en unas grabaciones aportadas a la Fiscalía Provincial de Zamora.

En los audios se escuchan, aunque en tono distendido, frases como "te voy a pegar una bofetada que te espabilo, que me tienes harta", "como vaya para ahí te cojo el culo y te pego una azotaina que verás", "eres más pesada que una vaca en brazos" o "te pego todavía un tortazo que te espabilo". Esas expresiones junto a otras como "eres una marrana" o "eres más pesada que una vaca en brazos" estaban dirigidas presuntamente a los residentes por dos trabajadoras, lo que ha motivado que la Fiscalía haya abierto una investigación.

Tras tener conocimiento de los audios, el Ayuntamiento de Montamarta, gobernado por un grupo independiente, y la dirección de la residencia han acordado apartar cautelarmente de sus funciones laborales a esas trabajadoras hasta que concluya la investigación, ya que los hechos denunciados pueden ser graves.

La dirección del centro y el Ayuntamiento hablan de "hechos puntuales" y aseguran que no sabían nada hasta que se presentó la denuncia

Aun así, han subrayado en un comunicado que, de ser ciertos, esos hechos son "puntuales y aislados, muy alejados de la realidad diaria" del centro residencial y han sostenido que otras tres trabajadoras que ratificaron la denuncia nunca comunicaron lo ocurrido a la dirección. También han criticado que no se haya denunciado antes el trato denigrante que supuestamente se daba desde hace tres años y han visto motivación política en la única denuncia presentada en la Fiscalía por los hechos por el concejal de la oposición Rogelio Conde, del PSOE, tras tener conocimiento de los hechos.

A esa denuncia por trato denigrante que investiga el Ministerio Público se ha sumado la de la hija de una residente, Montserrat Fernández Blanco, que ha explicado que su madre hace unos meses presentaba un moratón en una mano, por lo que pidió explicaciones al centro y no se las dieron.

Fernández Blanco ha indicado que su madre, que tiene algo de demencia, le aseguró que el golpe que tenía en la mano era porque le habían dado un cachete, por lo que ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil, aunque ha admitido que se siente más tranquila tras saber que las trabajadoras de los audios han sido apartadas.

Por su parte, el edil que llevó el caso a la Fiscalía, Rogelio Conde, ha declarado que le parece "gravísimo" e "indecente" que el Ayuntamiento amenace a las trabajadoras que han ratificado la denuncia. Ha agregado que los audios le parece "terribles" porque en ellos se escuchan "vejaciones de todo tipo, incluso insultos" y en ellos se atenta contra la dignidad de las personas.

Más noticias en Política y Sociedad