Público
Público

Maltrato a ancianos La residencia Los Nogales conocía las agresiones a los ancianos

Así lo desvelan unos documentos que muestran como el hijo de una de las internas avisó a la dirección en numerosas ocasiones lo que ocurría.

Publicidad
Media: 1.33
Votos: 3

Entrada principal a la residencia de ancianos Los Nogales en Madrid. (GOOGLE MAPS)

La residencia Los Nogales, para personas de la tercera edad, sí conocía que existían indicios de agresiones a ancianos. Así lo desvelan unos documentos que muestran como el hijo de una de las internas avisó a la dirección en numerosas ocasiones lo que ocurría, a los que ha tenido acceso Cadena Ser. La residencia no investigó el caso, sino que despachó el asunto. 

En una de las cartas que envió el hijo, el 7 de abril de 2017, denunciaba que su madre tenía un "hematoma semicircular en el labio". Los responsables aseguraron que se trataba de un herpes, pero los médicos confirmaron que era una rozadura. También anunciaba en esa misma carta que su madre tenía un hematoma en la muñeca del que nadie le decía cómo se había producido. Por ello, el hijo preguntó quiénes eran los responsables de su madre. Casi dos semanas más tarde obtuvo una respuesta por parte de la residencia en la que aseguraban que no podían darle nombres concretos debido a las rotaciones de turnos. Pero se ofrecen a resolverle cualquier otra duda cuando quiera. 

En mayo de 2018, se volvió a poner en contacto con la residencia. Esta vez por una lesión en un lóbulo de la nariz y porque había tenido que llevar a la mujer al médico porque tenía una "úlcera en el sacro y sangre negra en la nariz". El hijo ya advirtió que quería cambiar a los responsables de su madre.  La respuesta de la directora fue que "el hematoma de la muñeca pudo haberse producido por la pulsera de localización que llevan los residentes" y le informan de que se la han quitado "para evitar que vuelva a ocurrir".

Sanción de 600.000 euros e inhabilitación de la directora

La Comunidad de Madrid ahora ha admitido que conocía la denuncia que presentaron los familiares de los ancianos de la residencia aunque en la inspección que se encargo no detectaron nada extraño. La empresa que gestiona el centro se enfrenta a una sanción que puede llegar a los 600.000 euros y a la inhabilitación de su directora. 

La Fiscalía de Madrid presentó el pasado martes una denuncia contra tres trabajadores de la residencia Los Nogales por malos tratos físicos y psicológicos a los que supuestamente sometieron a dos ancianas que tenían a su cargo. Pero estos malos tratos no solo afectaban a dos de las ancianas ingresadas, sino que afectan a 120 familias que han firmado un documento para denunciar las irregularidades del centro

Más noticias en Política y Sociedad