Público
Público

Maltrato animal El cazador que maltrató salvajemente a un zorro se va de rositas

El Juzgado de Huesca archiva la denuncia al no estar tipificado como delito el maltrato a animales no domésticos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Maltrato animal de un cazador a un zorro

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Huesca ha desestimado el recurso interpuesto por la Asociación Nacional de Animales con Derechos y Libertades (Anadel) contra el archivo de la denuncia contra un cazador de Huesca por presunto maltrato a un zorro al que torturó hasta la muerte.

En su auto, la magistrada argumenta que aunque los hechos pueden ser calificados como "conductas de maltrato animal cometidas con ensañamiento y con resultado de muerte", carecen de relevancia penal al no estar tipificado como delito el maltrato a animales no domésticos.

Los hechos fueron denunciados por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a raíz de la difusión de un vídeo que se hizo viral en las redes en el que el cazador, un vecino de Huesca de 35 años, se ensañaba cruelmente con el zorro.

Según el juez, no cabe calificar como delito leve la conducta del cazador por difundir la grabación en las redes sociales

La jueza admite la existencia de una corriente jurisprudencial crítica con la exclusión de los animales no domésticos de los delitos de maltrato animal, así como de una proposición no de ley de febrero de 2018 que planteaba un cambio en los tipos penales para la inclusión de todos los animales vertebrados.

Añade, sin embargo, que ni siquiera cabe calificar como delito leve la conducta del cazador por difundir la grabación en las redes sociales al no poderse calificar como un espectáculo no autorizado legalmente.

Para la juez, los espectáculos sancionables penalmente se entienden hoy en día como "funciones o diversiones públicas" con público en los que se realizan peleas entre animales.

La magistrada se apoya en la impugnación al recurso por parte de la fiscalía, que también rechaza la posibilidad de encajar la conducta del cazador denunciado en el tipo penal que castiga el maltrato animal.

El representante legal de Anadel, Jorge Piedrafita, recurrió el archivo al entender que la conducta del cazador tenía "relevancia penal" debido a la brutalidad de la agresión ejercida contra un animal indefenso, a pesar de no ser doméstico. El auto en el que la magistrada confirma su decisión de archivar la causa es recurrible en apelación ante la Audiencia de Huesca.

Más noticias en Política y Sociedad