Público
Público

MALTRATO ANIMAL Le retiran la escopeta y la licencia de armas al cazador que mató a una perra en Lugo

El hombre, que disparó y arrastró al animal, pude enfrentase a una condena de hasta 18 meses de cárcel. Según el autor de los hechos, actuó de ese modo porque el can suponía "un peligro para los vehículos".

La perra, que falleció por las heridas que le provocó el cazador. / ASOCIACIÓN ANIMALISTA LIBERA

público/agencias

El cazador que tiroteó y apaleó a la su perra, que murió a causa de la gravedad de las heridas que le provocó, ha perdido su licencia de armas y se le ha retirado su escopeta. Además del proceso abierto en su contra por maltrato animal, también se le estaría investigando por haber disparado junto a una carretera, cosa prohibida por la legislación que regula en Galicia el uso de armas de caza, según recoge La Voz de Galicia. 

El hombre podría enfrentarse ahora a una condena de hasta 18 meses de cárcel. Tras el suceso, el partido animalista Pacma está impulsando una campaña para exigir al nuevo Gobierno un endurecimiento del Código Penal en los delitos por maltrato animal y ha convocado este jueves 5 de diciembre concentraciones en decenas de ciudades en España contra el crimen.

La formación política pide "que sea considerado delito maltratar a todo tipo de animales, incluidos los silvestres" y que el tipo agravado de maltrato animal en el Código Penal "sea castigado con una condena mínima de 2 años de prisión".

"Que la inhabilitación para la tenencia de animales, profesión, oficio o comercio que tenga relación con ellos se establezca en un mínimo en 10 años y que a las personas condenadas por delitos de maltrato animal se les inhabilite para la posesión de permiso de armas y licencia de caza".

Hasta el momento, la recogida de firmas supera las 180.000 en poco más de tres días. Además, PACMA anunció que se personará como acusación popular contra el cazador.

Por el momento, quien sí se ha personado como acusación, en este caso pública, ha sido la Fiscalía Superior de Galicia aunque no se hará el escrito de calificación con las posibles penas hasta que se termine la instrucción. Asimismo, la Federación Española de Caza también anunció la presentación de una querella "por maltrato animal", según explicaron a Europa Press.

"Lo sucedido atenta contra los principios de la caza y el bienestar animal. No queremos que se relacione estas imágenes con nosotros", detallaron. También se ha personado como acusación la protectora El Refugio de Madrid en el Juzgado de Instrucción número uno de Chantada tras "tener conocimiento de los hechos sucedidos en dicha localidad el sábado 30 de noviembre"

La versión del autor

El autor ha asegurado a los agentes de la Guardia Civil que los hechos son ciertos pero lo hizo porque el animal era "un peligro" para los coches. Así se recoge en el atestado de la Guardia Civil al que ha tenido acceso Europa Press en el que se explica la versión que dio a los agentes que se trasladaron al lugar de los hechos. En el informe, el hombre admite a los agentes que disparó al animal con una escopeta, que según su relato, llevaba quince días por la zona y "constituía un peligro para los vehículos".

Por su parte, el testigo explicó que recriminó al hombre sus acciones, a lo que este le respondió que había llamado "a varios sitios para que la recogiesen" y le hicieron "caso omiso". Tras la llamada a la Guardia Civil, testigo y autor se sentaron juntos, y allí el hombre denunciado le comentó que estaba "muy nervioso" y que iba a coger un palo para darle en la cabeza a la perra y así no sufriese el animal, lo que finalmente no hizo a requerimiento del testigo.