Público
Público
Únete a nosotros

Maltrato animal Zaragoza no autoriza un circo con animales que ya había comenzado a vender entradas

El concejal de Urbanismo, de Ciudadanos, respeta la ordenanza municipal aprobada en tiempos de ZeC, anuncia que el ayuntamiento no concederá la licencia al espectáculo y deja claro que, em todo caso, la responsabilidad de cualquier problema con los consumidores seria del circo, no del consistorio

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

: Las ordenanzas municipales de Zaragoza prohíben el circo con animales de cualquier clase en la ciudad pese a que la ley autonómica sí tolera los salvajes no autóctonos.

No habrá circo con animales en Zaragoza pese al cambio de color político en el ayuntamiento y pese a la gatera abierta por la ley autonómica: el concejal de Urbanismo, Víctor Serano, ha zanjado este miércoles la polémica al anunciar que el Gran Festival Mundial del Circo no recibirá las autorizaciones para instalarse en la ciudad.

“Estamos para hacer cumplir nuestra propia norma”, señaló Serrano. “Tenemos una ordenanza municipal que no permite el circo con animales” y “hemos de ser escrupulosos”, añadió, Más, resaltó, cuando “ningún grupo municipal ha iniciado ningún trámite tendente a modificarla”.

Según anotó que, además de contravenir una ordenanza, la solicitud de la autorización “no se ajusta a la legalidad”, añadió, por lo que también será rechazado por motivos formales.

El circo, que pretendía ofrecer dos sesiones diarias del 28 de septiembre al 27 de octubre, aprovechando el tirón de las fiestas del Pilar, había comenzado a vender entradas a 25 euros, coste que ahora deberá devolver a los consumidores.
“No parecía responsable” ponerlas a la venta, señaló Serrano, quien anotó que, en todo caso, las consecuencias que puedan derivarse de esa decisión son del circo, no del ayuntamiento.

“Con maltrato no hay diversión”

El anuncio de la instalación del circo en los terrenos de la plataforma logística Plaza, ‘levantado’ por el grupo de Podemos-Equo, ha provocado una tormenta política en el ayuntamiento de la capital aragonesa, donde tanto esa formación como ZeC (Zaragoza en Común) anunciaron medidas, incluso judiciales, si era finalmente autorizado.

“Se estaría produciendo un grave quebranto de la ley” en caso de autorizarlo, señaló el concejal Fernando Rivarés, de Podemos-Equo. “Los espectáculos circenses de este tipo suponen un sufrimiento para los animales, y entendemos que con maltrato no hay diversión, por lo que no podemos dejar que nuestra ciudad acoja este circo”, dijo el edil Alberto Cubero, de ZeC.

Ambos formaban parte del equipo de gobierno que la pasada legislatura impulsó, en sintonía con casi otro medio millar de ayuntamientos españoles, el veto a los espectáculos circenses con animales por considerarlos una muestra de maltrato, iniciativa que recibió el apoyo del pleno.

Una ordenanza que cierra la ‘gatera’ de la ley

El anuncio de Serrano, por otro lado, entronca con la línea animalista que Ciudadanos defiende en Aragón, contraria a la utilización de cualquier tipo de animales en los circos.

De hecho, fueron los naranjas, junto con el Par, los que propusieron vetar por completo su exhibición cuando el Gobierno PSOE-Cha llevó hace unos meses a las Cortes una reforma de la Ley de Protección Animal que prohibía el uso de animales de especies “silvestres” pero no el de los “salvajes”, lo que excluía del veto las no consideradas autóctonas en territorio español: no podía haber circo con cabras pero sí con tigres.

A esa gatera, abierta por PSOE y Cha con el apoyo del PP, el rechazo de Cs y el Par y la abstención de Podemos, se agarraban los responsables del circo para unas funciones en las que pretendía utilizar ejemplares de al menos 14 especies: león africano, tigre siberiano y de bengala, caballo haflinger y de Przewalski, poni noruego y falabella, camello bactriano, guanaco, llama, cebú, asno enano y emú.

Más noticias en Política y Sociedad