Público
Público

Manifestación Colón Conspiradores profesionales y oportunistas detrás del movimiento antimascarillas

Grupúsculos de conspiranoicos, algunos vinculados a la ultraderecha española y otros liderados por aficionados a la medicina, planificaron en mayo (al tiempo que las caceroladas del Barrio de Salamanca) las movilizaciones y campañas contra las medidas del Gobierno por la pandemia, que concluyeron con la concentración del domingo en Madrid.

Vista de los asistentes a la manifestación que se celebró el 16 de agosto en la Plaza de Colón de Madrid convocada en redes sociales en contra del uso de las mascarillas a todas horas y en los espacios públicos. © EFE/Fernando Alvarado
Vista de los asistentes a la manifestación que se celebró el 16 de agosto en la Plaza de Colón de Madrid convocada en redes sociales en contra del uso de las mascarillas a todas horas y en los espacios públicos. © EFE/Fernando Alvarado

La "teoría de la conspiración de la sociedad", analizada por Karl Popper en su obra The Open Society and Its Enemies, señala que su origen no es otra cosa que la explicación errónea que hace una parte de la ciudadanía acerca de un acontecimiento puntual, en el que cualquier cosa que suceda, sean guerras, desempleo, terremotos, pobreza, escasez o enfermedad son el resultado de "algo diseñado por algunos individuos y grupos poderosos con algún fin perverso".

La concentración del pasado domingo en la plaza de Colón de Madrid, convocada contra las medidas del Gobierno de España para prevenir contagios por la pandemia de la covid-19, como son el uso de mascarillas, el mantenimiento de la distancia social y la profilaxis es un ejemplo del análisis del filósofo judío austriaco.

Para los convocantes (grupúsculos sociales irrelevantes pero hiperactivos en redes sociales) la pandemia no existe y, por tanto, todo forma parte de un plan preconcebido para que unos individuos conquisten el mundo e impongan un "nuevo orden".

Los organizadores

Los organizadores, abajo, Ricardo Delgado Martín y Fernando Vizcaino.
Los organizadores, abajo, Ricardo Delgado Martín y Fernando Vizcaino.

La estructura organizativa de esta concentración venía gestionándose meses atrás, desde la primera semana de mayo pasado, bajo el liderazgo del valenciano Fernando Vizcaino, de 43 años, un monitor de yoga y fitness. Casualmente, el inicio de planificación de las movilizaciones negacionistas coincidió en el tiempo con el nacimiento de las movilizaciones en el Barrio de Salamanca, contra el Gobierno de coalición, tras ampliarse el Estado de Alarma. Para ello abrieron un canal en Telegram.

Este fue el primer mensaje.
Este fue el primer mensaje.

Vizcaino está al frente también del canal de YouTube Revelión en la Granja TV, un medio desde el que se lanzan "teorías del caos" y similares que, en muchas ocasiones, han terminado siendo censuradas por YouTube al vulnerar las normas de la plataforma digital en materia de fakes news. Tanto es así que el monitor de yoga y fitness se ha visto obligado a abrir cuenta en una web de videos alternativa y sin tanta audiencia potencial.

Durante días y noches Fernando Vizcaino estuvo días y noches megáfono en mano por las calles de la ciudad de València martirizando a los transeúntes invitándoles a gritos a que no usaran la mascarilla por ser "peligrosas". Sus acciones eran grabadas y difundidas y muchas de ellas censuradas en YouTube se observa al yogui en la plaza de la Virgen frente al Palau de la Generalitat altavoz en mano sin que ningún agente de la autoridad le llamara la atención o tan siquiera le identificara.

Fernando Vizcaino en la Plaza de la Virgen de Valencia contra las mascarillas.
Fernando Vizcaino en la Plaza de la Virgen de Valencia contra las mascarillas.

El compañero de batallas de Fernando es Ricardo Delgado Martín, sevillano vecino de Tomares, que cumplirá 45 años en octubre próximo. Ricardo está al frente de otro canal de videos de YouTube llamado oportunamente La Quinta Columna y asegura ser experto en "Biología sanitaria, microbiología clínica, epidemiología e Inmunología", cursado en Euroinnova, un portal de masters y postgrados por internet y que carecen de toda validez académica, si no se tiene obviamente un grado o licenciatura universitaria.

Según informó a Público esta escuela de formación académica, se trata de un titulo propio de formación no oficial de 560 horas, a realizar durante 6 meses, dirigido a profesionales, estudiantes y quien quiera realizarlo, pero carece de validez universitaria, porque no está homologado ya que es un título propio de la Universidad Miguel de Cervantes de Valladolid. En el currículo que publica Delgado en su Facebook no consta ningún grado universitario.

Pseudociencias contra Pedro Duque

Junto a Vizcaino y Delgado participan en la organización Luis de Miguel Ortega que se presenta como abogado, colegiándose según dice el mismo en 2017 tras dejar profesionalmente la enfermería. En las reuniones preparatorias de la manifestación participa de manera activa. 

De hecho, también forma parte como abogado de la Fundación de Terapias Naturales, que al poco tiempo de constituirse buscó notoriedad presentando en abril de 2019 una denuncia ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, contra la entonces ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo y contra Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, por un supuesto delito de malversación de fondos públicos por. Nada menos, poner en marcha una campaña publicitaria contra las pseudociencias.

La última aparición pública del abogado Luis de Miguel fue el pasado martes en Bilbao, quien se presentó en la concentración anti-mascarillas convocada en la capital vizcaína, donde fueron identificadas y sancionadas numerosas personas.

El cuarto pilar de esta organización es Beatriz Pieper, directora de un gabinete de prensa ubicado en Torrelodones, Madrid. En esa charla virtual a cuatro Beatrice parece ejercer de responsable de logística, encargándose del operativo de la contratación de varias líneas de autobuses para llevar manifestantes a la plaza de Colón de Madrid, desde distintos puntos de la península, el domingo siguiente día 16.

Beatrice Pieper.
Beatrice Pieper.

Los portavoces de la concentración

Pero quienes acapararon el protagonismo mediático de la concentración negacionistas de la pandemia no fueron los organizadores, sino dos personajes que asumieron el papel de portavoces de la concentración negacionista. 

Esteban Cabal.
Esteban Cabal.

Se trata de Esteban Cabal y de Maria Luisa Fernández, ultraderechista lideresa de las protestas en mayo pasado de los cayetanos del intocable Barrio de Salamanca. Ambos, junto a la cantante Ouke Lele, la prima de Esperanza Aguirre, leyeron los manifiestos del acto negacionista. 

En este sentido Maria Luisa Fernández, la dirigente ultraderechista de "Resistencia Democrática" no niega la existencia de la covid-19, e incluso durante su intervención aseguró tener información de que "el virus fue liberado intencionadamente en el mundo para esclavizar a la humanidad".

La impulsora de las caceroladas en el Barrio de Salamanca contra el Gobierno de coalición por decretarse el Estado de Alarma, no dudó en acusar al presidente del Gobierno Pedro Sánchez de formar parte de este plan que, según ella tiene como finalidad "hacer mucho más rico a Bill Gates".

Por su parte Esteban Cabal eyó durante el acto otro de los manifiestos, pero en sí caso negando la existencia del virus, apoyando las teorías de la falsa pandemia e invitando a la gente a que no use la mascarilla. 

Protesta contra el uso de máscaras protectoras durante la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Madrid​ / Reuters
Protesta contra el uso de máscaras protectoras durante la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Madrid​ / Reuters

Tras los quince minutos de gloria ante las masas conspiranoicas, Cabal se paseó por las televisiones epitiendo el mismo discurso, cuestionando a profesionales de la medicina e investigadores, manteniendo los mismos argumentos que Trump y Bolsonaro, con un tono chulesco y desafiante. 

En 2011 Esteban Cabal colaboró con dirigentes ultraderechistas para conformar candidaturas electorales en Aragón con el Movimiento Social Republicano (una organización declarada filonazi), al tiempo que negociaba en Madrid con el entonces coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, otra coalición con su marca electoral "Los Verdes-Grupo Verde". El caso fue descubierto y denunciado por la revista Interviú y otros medios.

Esta información ha sido rectificada el 22 de agosto de 2020 a raíz de las las observaciones realizadas por Recortes Cero. Esta plataforma señala que es "incorrecto" que Esteban Cabal sea "propietario" de la marca Recortes Cero, y que éste proceda de la órbita de UCE, como se señalaba originalmente en la información.
Recortes Cero subraya que "no se puede relacionar de ninguna manera, ni mezclar o incluir" a la plataforma en la manifestación antimascarillas o con sus convocantes, pues sus posiciones en este asunto "son antagónicas y excluyentes. La plataforma señala que apoya "de forma rotunda" las medidas de emergencia sanitaria tomadas por el Gobierno, y que " ha denunciado a aquellos que difunden bulos y difamaciones y generan división".

Más noticias