Público
Público

Incendio California Las mansiones de las estrellas, amenazadas por los incendios que arrasan California

Lady Gaga, Kim Kardashian o Guillermo del Toro han sido evacuados por el fuego en Malibú. Las llamas han causado al menos 31 muertos y afectado a 45.000 hectáreas, 6.450 viviendas y 260 comercios. Hay más de cien desaparecidos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor Gerard Butler, protagonista de '300', se fotografía antes su mansión arrasada por el fuego en Malibú. / TWITTER

El incendio que ha afectado al condado californiano de Ventura, y que ha obligado a desalojar las acomodadas poblaciones de Malibú y Calabasas, donde residen varias estrellas de Hollywood, ha dejado en la calle a Lady Gaga, Kim Kardashian, Guillermo del Toro y otros famosos.

Todos ellos han colgado mensajes en las redes sociales en los que comparten su experiencia durante la evacuación, expresan su solidaridad con el resto de evacuados y muestran su temor de que el fuego arrase sus hogares y propiedades.

"Acabo de regresar a mi casa en Malibú después de haber sido evacuado. Es un momento triste en toda California", escribió en Twitter el actor Gerard Butler (protagonista de la película 300), quien tras perder su mansión apeló al "coraje, espíritu y sacrificio de los bomberos",

Las autoridades y servicios de emergencias siguen hoy la búsqueda de más de 100 personas desaparecidas en la zona afectada por el gigantesco incendio que quema desde el jueves el norte de California (EEUU) y que, junto a otro fuego en el sur, han causado al menos 31 muertos.

Según información actualizada hoy por el Departamento de Bomberos del Condado de Butte (Calfire) en su página de Twitter, el incendio bautizado como Camp Fire, además de cobrarse la vida de por lo menos 29 personas y dejar heridos a tres bomberos, ha arrasado ya cerca de 45.000 hectáreas, 6.450 viviendas y 260 comercios.

El sheriff del condado de Butte precisó que los seis últimos cuerpos fueron localizados en la localidad de Paradise.

Kardashian: "Recemos por Calabasas"

La cantante Lady Gaga compartió fotografías en Instagram que muestran cómo abandonaba su casa de Malibú y el director mexicano Guillermo del Toro publicó un mensaje en Twitter congratulándose de estar con vida, pero lamentando la posible pérdida de sus objetos de coleccionista.

La mediática Kim Kardashian, que a última hora del jueves fue desalojada junto a sus tres hijos por la proximidad de las llamas, colgó el siguiente mensaje en su cuenta de Instagram: "Recemos por Calabasas. Acabo de regresar a casa tras un vuelo y solo he tenido una hora para empaquetar todo y evacuar la casa".

Además, la revista TMZ publicó que la exganadora olímpica y actual personalidad televisiva Caitlyn Jenner perdió su hogar en el incendio.

El actor Charlie Sheen pidió ayuda en Twitter para localizar a sus padres, Janet y el también actor Martin Sheen.

Otros actores y actrices que también han tenido que abandonar sus casas son Roma Downey, Alyssa Milano, Rainn Wilson, Eddie McClintock y la músico Melissa Etheridge.

La actriz Camille Grammer, estrella del reality The Real Housewives of Beverly Hills, lamentó la pérdida de su hogar y se hizo eco de un retuit que señalaba que los bomberos pudieron salvar dos Ferraris.

Además de Malibú y Calabasas, las llamas también han alcanzado la población de Thousand Oaks, donde la noche del miércoles se produjo un tiroteo en un bar en el que perdieron la vida trece personas, incluido el atacante.

Paradise, arrasada

El Camp Fire, contenido en un 25 %, arrasó casi por completo Paradise, de 26.000 habitantes, a unos 280 kilómetros al noreste del área de la bahía de San Francisco, donde desde el jueves se mantiene activada la alerta roja por la mala calidad del aire a causa del humo proveniente del incendio.

Este incendio es de los más mortíferos que jamás haya experimentado el estado más poblado de Estados Unidos, junto con el de Griffith Park en Los Ángeles en 1933 (29 muertos) y el de Oakland Hills en 1991 (25 fallecidos).

Los cadáveres fueron hallados completamente calcinados y en algunos casos se recuperaron huesos aislados del resto del cuerpo, por lo que un equipo de antropólogos y de expertos en análisis de ADN se ha trasladado a la zona para ayudar en las tareas de identificación.

Posibles causas del incendio

El origen del incendio sigue siendo desconocido y la portavoz de Calfire Janet Upton apuntó que los investigadores están explorando todas las posibles causas, "incluyendo la posibilidad de que el fuego se iniciase a partir de una chispa de equipamiento eléctrico".

La mayor compañía proveedora de gas y electricidad del estado, Pacific Gas & Electric Co. (PG&E), informó a los reguladores de que detectó un "problema" en una línea de alta tensión cercana al área donde se declaró el incendio solo unos minutos antes de que se iniciasen las llamas.

Más fuegos: el Woolsey Fire y el Hill

En paralelo a Camp Fire, otro gran incendio se registra en el sur del estado, cerca de Los Ángeles, y en él han fallecido dos personas, según confirmó la Policía local, que circulaban en un coche. El Woolsey Fire ha quemado 33.600 hectáreas en una zona que incluye las ciudades de Malibú, Calabasas y Thousand Oaks (donde el miércoles se produjo un tiroteo que dejó 13 muertos) y los bomberos han logrado contenerlo en un 10 %.

Estos dos fuegos, junto al más pequeño de Hill, también en el sur, han obligado a desalojar a unas 300.000 personas y han llevado al gobernador de California, Jerry Brown, a pedir formalmente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una declaración de "desastre mayor".

En caso de ser concedida, la declaración ofrecería a los afectados por los fuegos ayuda financiera del Gobierno federal para alojamiento, desempleo, gastos legales y tratamiento psicológico.

Trump echa la culpa a la "mala gestión de los bosques"

Justo ayer, Trump culpó a las autoridades californianas de una "absoluta mala gestión" por los incendios y amenazó con cancelar futuras ayudas federales. 

"No hay razón para estos enormes, mortíferos y costosos incendios en California excepto que la gestión forestal es muy pobre. Miles de millones de dólares se dan cada año, con tantas vidas perdidas, todo por una absoluta mala gestión de los bosques", afirmó Trump en su cuenta de la red social Twitter. "¡O se remedia ahora, o no habrá más pagos federales!", agregó el mandatario.

Más noticias en Política y Sociedad