Público
Público

Manteros en Barcelona Barcelona despliega un centenar de policías contra el 'top manta': "Es inadmisible que sea lo primero que ven los turistas"

Este lunes ha comenzado una operación policial permanente que busca frenar la venta ambulante en Barcelona. La operación ha sido encargada por Batlle, el teniente de alcalde de Seguridad, que también ha declarado  que "no es admisible" que  los manteros sean lo primero que ven los turistas al bajar del barco. 

Un mantero vende objetos falsificados en el centro de Barcelona. EFE/Archivo

público

Los manteros siempre han estado muy perseguidos por las autoridades. Hace un mes, Almeida, el nuevo alcalde de Madrid,  endureció las medidas contra los top manta y ahora Albert Batlle, el teniente de alcalde de Barcelona del PSC, no se ha querido quedar atrás.

Un centenar de agentes se desplegaron el pasado lunes 29 de julio por varios puntos de la ciudad de Barcelona con una misión: frenar el top manta. Los manteros tuvieron que refugiarse en los vagones de metro al huir de la persecución policial que se alargó todo el día.

La Guàrdia Urbana, los Mossos d'Esquadra y la Policía Portuaria se coordinaron y formaron un cordón policial que evitó que decenas de manteros pudiesen vender hasta las 22:00, cuando la Policía se retiró y algunos regresaron a sus puestos.

El despliegue será "sine die"

Este martes 30 la operación se repetirá. Batlle, el teniente de alcalde de Seguridad ha decretado que la Policía vuelva a desplegarse a partir de las 9.30 horas y ha comunicado que el despliegue será "sine die" y de forma "permanente".

Las medidas pretenden que "el fenómeno no se desborde", según Batlle

El teniente de alcalde ha explicado a El Periódico  que sabe que estas medidas no harán desaparecer por completo la venta ambulante, sino que pretenden "que el fenómeno no se desborde".  Además, en la misma entrevista ha respondido que  "es inadmisible que lo primero que vean los turistas al llegar a Barcelona sean los manteros".

Las principales zonas a las que acudirán los policías son las zonas de más aglomeración de turistas y, como consecuencia de manteros, como el paseo marítimo de Barcelona. 

Por otro lado, Batlle ha explicado que este dispositivo policial se "modulará" en función de las circunstancias y necesidades, pudiendo variar el número de agentes y de zonas vigiladas.

Puesto de venta ambulante en el centro de BarcelonaDAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS