Público
Público
Únete a nosotros

Martínez-Almeida Almeida obliga a cambiar la ruta de la manifestación por el derecho a la vivienda por el paso de una procesión

Es el segundo obstáculo que pone el Ayuntamiento a la Coordinadora de Vivienda, después de que hace dos semanas le negara el permiso para celebrar los conciertos posteriores a la manifestación en el parque de las Vistillas, donde ya se han celebrado en dos ocasiones. Los activistas mantienen la protesta para este sábado y terminará frente al Consistorio

Publicidad
Media: 2.20
Votos: 5

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, recibe la medalla de Esclavo de Honor de la Almudena, la patrona de la ciudad de Madrid, el pasado septiembre. AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a poner problemas para la celebración de la manifestación por el derecho a la vivienda en Madrid convocada para este sábado 5 de octubre por la Coordinadora de Vivienda de la región. En esta ocasión, el Consistorio madrileño, gobernado por el PP y Ciudadanos, ha obligado a modificar de nuevo el recorrido de la marcha porque coincide en algún punto con el paso de una procesión religiosa, según ha explicado a Público Alejandra Jacinto, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid.

Este es el segundo obstáculo del Consistorio regido por José Luis Martínez-Almeida al movimiento por la vivienda madrileño, que este año celebra su tercer festival para exigir una ley de vivienda en la Comunidad de Madrid. Actualmente, es la única región de España que no cuenta con una legislación concreta para esta materia, a pesar de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que los colectivos llevaron el pasado año a la Asamblea de Madrid con el apoyo de más de 77.000 firmas. Una iniciativa que fue rechazada precisamente con los votos en contra de PP y Ciudadanos, por lo que ni siquiera llegó a debatirse en pleno.

Ya hace dos semanas, los activistas tuvieron que modificar el recorrido original, el mismo que en los dos años anteriores, que partía desde la Plaza de Jacinto Benavente para terminar en el parque de Las Vistillas, donde culmina la jornada reivindicativa con varios conciertos y actividades informativas. Ante la negativa del Ayuntamiento, decidieron que la protesta terminase en la Plaza de Cibeles, frente al Ayuntamiento, para señalar sus responsabilidad en la venta de vivienda pública a fondos buitre y criticar las trabas que está poniendo a la celebración de este festival.

Según explicó entonces a Público la portavoz de la PAH de Madrid, a pesar de que llevaban desde antes de verano preparando el papeleo para obtener los permisos, el Consistorio les informó por teléfono de que no iba a autorizar los conciertos en este parque.

Las razones esgrimidas por la Junta del Distrito Centro fueron entonces poco claras, según Jacinto, que denunciaba "un nuevo acto de censura" del Ayuntamiento, en esta ocasión, contra un colectivo muy crítico con la administración del PP. De hecho, esa misma semana había presentado sendos escritos ante el Consistorio y la Fiscalía para exigir que recurrieran la absolución de la exalcaldesa Ana Botella y su equipo tras la condena del Tribunal de Cuentas por la venta de viviendas sociales a un fondo de inversión en 2013.

Una técnico del Consistorio advirtió a la portavoz de la PAH de Madrid de que, aunque en ese momento no había programada ninguna otra actividad en el parque, el Ayuntamiento prefería denegar el permiso y reservar el espacio para otras posibles actividades. También alegaba que no quería dejar inutilizadas las pistas deportivas que hay en la zona.

Cartel de la manifestación por el derecho a la vivienda prevista para el próximo sábado 5 de octubre en Madrid.

Procesión de Jesús de Medinaceli

Ahora, a tres días de que se celebre la manifestación, el Ayuntamiento ha vuelto a obligar a los activistas a cambiar la ruta, que preveía atravesar la Puerta del Sol. La delegación del Gobierno en Madrid había autorizado el nuevo recorrido, pero al comunicárselo al Ayuntamiento y a la Policía Municipal, el Consistorio puso problemas a la ruta y alegó que a las 18:00 horas de este sábado se va a celebrar la procesión de Jesús de Medinaceli.

"Consideramos que es otra excusa para entorpecer la protesta de un movimiento social que les resulta incómodo", ha declarado a Público Jacinto, que espera que Martínez-Almeida no ponga más trabas a la manifestación. "Entendemos que les moleste que haya gente que proteste por el derecho a la vivienda en Madrid, pero tiene que respetar el derecho de manifestación", sentencia.

Concierto de Tremenda Jauría

A pesar de la prohibición, la Coordinadora de Vivienda ha mantenido la fecha y la hora de la manifestación, aunque ha variado el itinerario. La marcha saldrá a las 18.00 horas de la Plaza de Jacinto Benavente para culminar en la Plaza de Cibeles, frente al Ayuntamiento, después de pasar por calle Prado, la Plaza de las Cortes y Neptuno. Según informan los activistas, el concierto de este año se celebrará desde un camión y correrá a cargo del grupo Tremenda Jauría, que acompañará a los manifestantes durante el recorrido.

Más noticias en Política y Sociedad