Público
Público

Patentes de las vacunas Más de 200 organizaciones rechazan una nueva propuesta para aumentar la producción de vacunas por "ineficaz"

La presidenta de la Organización Mundial del Comercio plantea promover acuerdos bilaterales entre las farmacéuticas y otras compañías con capacidad de fabricación mediante licencias voluntarias. Se propone como una alternativa ante el bloqueo de los países ricos a la supresión de patentes pero las organizaciones rechazan la fórmula ya que serán las empresas propietarias de las patentes las que mantendrán todo el control.

Dos mujeres caminan frente a un mural alusivo al uso del tapabocas por el coronavirus en Puerto Príncipe (Haití).
Dos mujeres caminan frente a un mural alusivo al uso del tapabocas por el coronavirus en Puerto Príncipe (Haití). Orlando Barría / EFE. ARCHIVO.

Nadie pensaba que la vacunación contra la covid-19 iba a ser fácil. Desde que empezó este proceso los países que pudieron hacer contratos con las farmacéuticas han sufrido varios retrasos respecto al envío de vacunas. Ahora se ha llegado a paralizar la administración de la vacuna de Janssen, una de las grandes esperanzas para los países ricos para acelerar el ritmo al ser de una sola dosis. Sin embargo, hay otros países que ni siquiera llegan a estar poder preocupados por los retrasos o parones porque las vacunas prácticamente no llegan a su población.

Desde hace meses numerosas organizaciones internacionales están apoyando la supresión de las patentes de las vacunas para solucionar este problema pero la iniciativa que haría esto posible en la Organización Mundial del Comercio (OMC) está bloqueada por los países ricos. En la última semana la presidenta de la OMC ha propuesto una "tercera vía" para aumentar la producción de vacunas pero esta fórmula ha sido rechazada estas organizaciones internacionales que luchan porque las inmunizaciones lleguen a todo el mundo. 

La nueva directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, ha planteado como "tercera vía" promover acuerdos bilaterales entre las farmacéuticas y compañías que tengan capacidad de fabricación a través de las licencias voluntarias. Este miércoles se ha celebrado una reunión formal con las empresas propietarias de las patentes para tratar la situación dentro del marco general de negociaciones ya que India y Sudáfrica mantienen su propuesta de supresión de las patentes mientras dure la pandemia. A falta de conocer los países que apoyan la propuesta de la presidenta, la supresión de patentes ya la apoyan 103 de los 162 países que conforman la OMC. Los países que la rechazan son los de renta alta entre los que se encuentran los 27 de la Unión Europea (UE), Estados Unidos o Japón.

Pero la propuesta sí que ha sido rechazada ya claramente por más de 200 organizaciones de todo el mundo, entre las que se encuentran Médicos Sin Fronteras, Salud Por Derecho, Amnistía Internacional y Oxfam. Las organizaciones han mandado una carta a la directora de la OMC porque consideran que es un "nuevo giro" que nada tiene que ver con la "solución real": la supresión de las patentes.

"Las compañías, en función de sus intereses comerciales, seguirán poniendo limitaciones de países y precios"

Vanessa López, de Salud Por Derecho, explica a Público que los firmantes de la carta creen que esta propuesta no resolverá ningún problema porque será "ineficaz" y todo "el control del suministro de las vacunas seguirá en manos de las farmacéuticas". Además, recuerda que estos acuerdos no son una novedad ya que AstraZeneca ya concedió una licencia de fabricación al Serum Institute de India para repartir dosis entre 92 países a través de la iniciativa COVAX. Pero ejemplos como este muestran las limitaciones de la propuesta, tanto porque la farmacéutica puede decidir a los países a los que se envían las dosis como porque mantienen el "control total" sobre el uso de la tecnología y el reparto. Además, argumenta que más farmacéuticas podrían haber recurrido a esto y no lo han hecho.

Por otro lado, López recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó un mecanismo voluntario para compartir la tecnología (C-TAP) y que ninguna compañía se sumó a la iniciativa. "Es un intento de desbloquear la situación se plantea esta 'tercera vía' pero es que está totalmente alejada de la supresión de patentes, una solución que sería rápida y justa. Las farmacéuticas, en función de sus intereses comerciales, seguirían poniendo limitaciones de países y precios. Cada día hay más evidencias que muestran la necesidad imperiosa de diversificar el número de productores de vacunas y para esto se necesita liberar las patentes", insiste.

En la carta que han mandado las organizaciones a Okonjo-Iweala las organizaciones también añaden que "la mayoría de las empresas farmacéuticas se han beneficiado de una gran cantidad de fondos públicos invertidos en I+D, pero no se han incluido condiciones que garanticen el acceso a las vacunas resultantes de esa investigación". "Las compañías prevén obtener enormes beneficios. Por ejemplo, en 2021, Pfizer y Moderna esperan alcanzar unos ingresos de entre 15 mil y 30 mil millones de dólares por la venta de las vacunas. Por ello, es hora de hacer realidad la responsabilidad fundamental y colectiva de los gobiernos de colaborar entre sí y enfrentar los monopolios tecnológicos", denuncian.

En la OMC aún queda mucho debate sobre esta cuestión. Durante la segunda quincena de abril habrá una nueva reunión del Consejo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Acuerdo sobre los ADPIC) donde continuará discutiéndose la propuesta de India y Sudáfrica sobre la supresión de patentes frente a esta "tercera vía".

Más noticias de Política y Sociedad