Público
Público

Los médicos en huelga contra la gestión de Ayuso renuevan fuerzas, aumentan sus alianzas y anuncian más movilizaciones

El nuevo Comité de Huelga ha animado a continuar el paro indefinido hasta que la Consejería de Sanidad o la presidenta Isabel Díaz Ayuso se presten a negociar condiciones para mejorar la Atención Primaria.

Foto de familia de los asistentes a una rueda de prensa para informar de las últimas novedades en la sede de Amyts, a 17 de enero de 2023, en Madrid (España).
Foto de familia de los asistentes a una rueda de prensa para informar de las últimas novedades en la sede de Amyts, a 17 de enero de 2023, en Madrid (España). Carlos Luján / Europa Press

Comienza la segunda parte del conflicto entre los médicos de cabecera de la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid y la gestión de Isabel Díaz Ayuso. Tras varias semanas en huelga a finales 2022, un descanso durante la Navidad no sirvió para acercamiento alguno, por lo que los facultativos continúan su huelga indefinida para reclamar más presupuesto y personal para la sanidad pública madrileña.

Este martes, los sanitarios han querido demostrar que su lucha y sus energías siguen vigentes e incluso son capaces de sumar nuevas alianzas para continuar la lucha. A la guerra que hasta ahora lideraba de forma casi única el sindicato médico AMYTS, se han sumado las organizaciones APSeMueve, SEMERGEN, la Asociación Española de Pediatría o el sindicato CSIT. Los grandes sindicatos SATSE, CCOO y UGT siguen al margen de esta lucha.

El nuevo Comité de Huelga ha anunciado movilizaciones para las próximas jornadas y ha animado a continuar esta huelga indefinida hasta que la Consejería de Sanidad o la presidenta Isabel Díaz Ayuso se presten a negociar condiciones para mejorar la Atención Primaria. Entre mensajes preocupantes por el estado de la sanidad pública, han concluido con la idea de que es fundamental aumentar la financiación de la región, que es con diferencia la más baja de toda España.

"Pese a las afirmaciones de la Comunidad de Madrid, la realidad es que un millón de pacientes, entre ellos más de 200.000 nios, no tienen médico asignado", denuncia el nuevo Comité de Huelga en un comunicado, a la vez que han anunciado una nueva marcha protesta para este miércoles 18 desde la puerta de la Consejería de Sanidad y un encierro en un local vecinal de Manoteras a partir del jueves. 

Ante la actual postura de Ayuso y su equipo, que no se sienta a negociar ni da garantía de consolidar ningún compromiso, los médicos solicitan un plan de choque para la Atención Primaria. En el caso de ejectuarse, estos desconvocarían la huelga. Incluso han rebajado sus expectativas y ahora solo piden un refuerzo de plantillas del 15%, cifra que ha reducido tras comprobar que la postura del Gobierno del PP es impasible. 

Entre las medidas que solicita este Comité de Huelga, la principal pasa por "limitar la sobrecarga laboral" y poder dedicar al menos diez minutos a cada paciente. Esos diez minutos por consula, que se elevaría a 15 en el caso de los niños, se garantizaría si se limitan a 34 los pacientes que debe atender por día un médico de familia. Esa premisa ha sido aceptada por el Gobierno, pero no han explicado cómo se garantizará y sobre todo, qué pasará con la ingente cantidad de personas que quedarían sin ser atendidas. "No responden quién atenderá al paciente 35 en adelante si se limitan las agendas", asegura el Comité. 

También solicitan a Ayuso que aumente a remuneración para fidelizar y atraer al personal médico: "En el último año 280 profesionales recién formados han rechazado los contratos ofrecidos por la Consejería de Sanidad. Desde noviembre de 2021 hemos perdido 251 pediatras", denuncian estos facultativos. Además, la medida debería conllevar incentivos para que los puestos de tarde sean más atractivos.

La gestión de Ayuso es diferencial respecto a otras Comunidades, incluso de las gobernadas por el Partido Popular. A la cola en la mayoría de ránkings en torno a servicios públicos y de las primeras cuando se miran las privatizaciones, la región, tras tres décadas gobernada por el PP, tiene un ritmo propio. La covid-19 fue un frenazo y una advertencia para todas las regiones, pero la capital no ha tardado en recuperar niveles de infrafinanciación previos a la pandemia.

Más noticias