Público
Público

Medio ambiente Greenpeace lanza una campaña para cambiar el modelo agroganadero "insostenible"

"La ganadería industrial está destruyendo el planeta" y está provocando una "crisis ambiental sin precedentes", señalan desde la organización ecologista. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Vacas en un prado, en una imagen de archivo. / EFE

En España se sacrifican, aproximadamente, 1.700 animales cada minuto para consumo humano, unas cifras que nos sitúa como el segundo país europeo con mayor consumo de carne. Por ello, Greenpeace y la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial han denunciado la insostenibilidad del sistema agroalimentario y han lanzado una campaña para cambiar un modelo que consideran ineficiente.

"La ganadería industrial está destruyendo el planeta" y está provocando una "crisis ambiental sin precedentes" que es la causante de deforestación, contaminación en el agua, la tierra y el aire, así como de producir efectos en el cambio climático, la salud humana y en el maltrato animal, aseguran desde Greenpeace.

Según un comunicado de la organización ecologista, en España se concentra el 93,7% de producción de carne de cerdo, el 94,2% de la de aves, el 80,6% a la leche de vacuno y el 66% se destina a producir alimentos para el ganado.

Por ello han lanzado la campaña #PlanetaEnCarneViva, enmarcada en el mes de Resistencia a la Ganadería Industrial -establecida por la coordinadora-, con la que durante las próximas dos semanas pretenden denunciar las "graves consecuencias que la ganadería industrial supone para el medio ambiente".

El 66% se destina a producir alimentos para el ganado

Desde la Organización exigen al Gobierno español, a los gobiernos locales y a las empresas implicadas en el proceso productivo "la adopción de medidas urgentes y contundentes para revertir la situación". Según Greenpeace, el informe Alimentos en el antropoceno. Dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles, de la Comisión EAT-Lancet, señala que "la producción global de alimentos es la mayor presión causada por los seres humanos a la Tierra".

El 80% de la deforestación mundial se atribuye a la expansión agrícola, en algunas zonas tan importantes como la Amazonía, y entre el 75 y 80% de la superficie agrícola mundial se destina a la producción de alimentos para animales en lugar de personas, lo que supone casi el 30% de las superficie terrestre total.

El sector agrícola es responsable de la contaminación del aire por la emisión de sustancias nocivas y del 24% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI) -cifra que según la organización "seguirá aumentando"-. De este porcentaje, el 14,5% del total es causado por la ganadería -tanto como todo el transporte mundial-.

La actividad ganadera provoca asimismo contaminación en el agua y en la tierra debida a la utilización masiva de fertilizantes y la "ingente cantidad de excrementos", generados por la ganadería industrial que se filtran en el terreno afectando al agua y los acuíferos. España es, además, el segundo importador de soja, tras Holanda, para la fabricación de piensos y líder en la producción de piensos animales.

El 80% de la deforestación mundial se atribuye a la expansión agrícola

Según Greenpeace, la ganadería industrial afecta a la salud humana, siendo el excesivo consumo de carne causante de algunas enfermedades y de la resistencia a los antibióticos. Así como causante de maltrato animal por el hacinamiento y muerte de animales. Para revertir esas cifras, es necesario cambiar "el modelo productivo y los hábitos alimentarios", y reducir un 80% la ingesta de carne y lácteos para 2050. Así plantean al Gobierno la reducción de un 55% de las emisiones de GEI para 2030 con respecto a las de referencia de 1990, vetar la importación de soja, apoyar la agricultura y ganaderías con base en la agroecología para promover una dieta de "salud planetaria".

Más noticias en Política y Sociedad