Público
Público
Únete a nosotros

Menas Ceuta blinda el Puerto con un gran muro de hormigón para evitar a los menores migrantes

La Autoridad Portuaria aumenta en un 30% el número de agentes, pasando de 65 a 85 efectivos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Un mena, en el Puerto de Ceuta. / SERGIO RODRIGO

El Puerto de Ceuta se refuerza con un muro de hormigón para hacer frente ante lo que consideran la “presión migratoria” de los decenas de niños migrantes no acompañados que merodean las instalaciones portuarias para cruzar a la península.

La Autoridad Portuaria de Ceuta ya construye estos días el muro que medirá tres metros de altura y que ha sido asignada a la empresa Dragados. El objetivo, según un comunicado, es impedir “el acceso de migrantes menores y adultos a sus zonas de acceso restringido con la intención de colarse en algún barco como polizones”.

Las obras del muro, que supondrán un coste aproximado de 2,3 millones de euros, según la Autoridad Portuaria, se estima que concluirán en marzo de 2020. Los trabajos consistirán en un cerramiento de hormigón de mayor altura y el edificio que colinda con la parada de taxis se tapiará y se acristalará. Otras dos actuaciones se desarrollarán en la Zona de Levante, donde se instalará un vallado sensorizado, luminarias y puertas motorizadas.

Este muro, según el puerto ceutí, está dentro de las acciones para tratar de disminuir “las negativas repercusiones que la excesiva presión migratoria ejerce sobre las Instalaciones Portuarias”, y para ellos se ha reforzado también el número de agentes portuarios con un incremento de un 30,77% en el número de agentes adscritos al Servicio de la Policía Portuaria, pasando de 65 a 85 efectivos.

Puerto de Ceuta. / SERGIO RODRIGO

Actualmente el puerto está vallado con un muro de altas vigas que cada día los menores de origen magrebí tratan de sortear. Muchos no lo consiguen y se quedan atrapados en la concretizas instaladas sobre el alambrado del Puerto que no se pretende retirar.

Para los colectivos sociales como APDHA, la construcción de “el muro de lo niños” supone la legitimación de las autoridades a los discursos xenófobos y racistas que han crecido con la llegada al Congreso de los Diputados de los grupos ultraderechistas.

“Es significativo ver como se materializa las expresiones de la ultraderecha llevando acabo acciones que parecen dar la razón a su discurso cuando lo cierto es que las migraciones en Ceuta y Melilla son residuales e insignificantes en comparación con otros puntos como Barajas” ha señalado el responsable de Migraciones de APDHA, Carlos Arce, quién ha destacado que las políticas de España en las ciudades autónomas son “unipolíticas de muros”.

"Muros para niños"

Mustafa, es el nombre elegido de un menor de 11 años que vive en las proximidades del puerto de Ceuta y que cada día trata de cruzar para llegar a la península como polizón bajo los camiones que atraviesan el Estrecho de Gibraltar.

“Una lata de atún, es lo único que voy a comer hoy”, señala este niño migrante que vive en la calle junto a otro grupo de unos 10 chicos de entre 11 y 16 años. Nos cuenta cómo por su constitución delgada y la poca edad se cuela entre barrotes, además nos enseña como pude subir las alambradas. “He llegado varias veces pero siempre me atrapa la Guardia Civil”, relata este niño que llegó del sur de Marruecos buscando una oportunidad en Europa.

Puerto de Ceuta. / SERGIO RODRIGO

En el grupo también está Josef, otro joven marroquí de 16 años. Lleva más de un año en la ciudad autónoma y ha aprendido algo de español. El lleva una barra de pan que un vecino le ha donado. Son las 16:00 de la tarde y va a esperar hasta la noche para volver a saltar. Le pregunto sobre el muro: “Eso lo han puesto por nosotros, igual que toda la policía que hay”. Josef no señala a los agentes portuarios que tratan de mantenerlos alejados de las instalaciones portuarias.

Josef nos presenta a otro chico del grupo, que no quiere ni hablar ni fotos. No se fía de nadie pese a que su rostro está cubierto con una venda que le cubre los puntos de la nariz. “Le pegó la Guardia Civil cuando lo descubrieron debajo de un camión”, señala este joven que espera junto al resto de niños en la Avenida Juan de Borbón de Ceuta para dar el salto a Europa.

Más noticias en Política y Sociedad