Público
Público
Únete a nosotros

Metro de Madrid Metro localiza una nueva pieza con amianto en dos modelos de trenes de la compañía

Se ha localizado una nueva pieza con amianto en los bajos de dos modelos de trenes de la compañía, las series 2000-A y el 2000-B, el mismo día que la Fiscalía ha denunciado a siete exresponsables de Metro de Madrid por la muerte por amianto de varios trabajadores.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Un convoy de Metro entra en la estación de Bilbao en una imagen de archivo.

Metro de Madrid ha identificado una nueva pieza con amianto en los bajos de dos modelos de trenes de la compañía, las series 2000-A y el 2000-B, por lo que ha suspendido los trabajos de mantenimiento de la pieza y cualquier manipulación. Se trata de una válvula reductora en la que se han detectado materiales con amianto en dos juntas.

El mismo día que la Fiscalía ha denunciado a siete exresponsables de Metro de Madrid por la muerte por amianto de varios trabajadores, CCOO ha pedido que se investigue si se han cumplido los protocolos para trabajos con amianto en las obras que se están llevando a cabo en la estación de Tribunal.

La estación ha estado cerrada de viernes a sábado para retirar una placa con amianto, por parte de la empresa Dragados, que según CCOO "la contrata y sus trabajadores no están inscritos en el RERA, para poder manipular amianto, porque simplemente están realizando trabajos de remodelación y accesibilidad de la estación".

La estación se abrió al público "llena de polvo"

"Si ha existido riesgo de exposición para los trabajadores de Metro, de la contrata y de los usuarios existiría una grave negligencia"

Asimismo, ha señalado que aunque esos trabajos se realizan en el turno de noche, cuando no hay servicio de viajeros, "son trabajos que desprenden una gran cantidad de polvo y escombros", que "son acumulados junto con otros materiales de obra en unos habitáculos prefabricados con Pladur", lo que, según CCOO, "no evita que la estación cuando se abría al público, por la mañana, se encontrase llena de polvo".

Tal y como ha relatado CCOO, aunque ya se había avisado anteriormente de la posible presencia de amianto en las obras de Tribunal, el mismo viernes es cuando se inicia el protocolo para averiguar si hay amianto, y una vez que comprobada su presencia se procede a solicitar a la empresa inscrita en el RERA Tedecom que retire el falso techo de fibra de vidrio de uno de los cañones de acceso al andén por la presencia de placas "muy probablemente de fibrocemento", cerrando la estación al público.

Tras constatar que esto tiene lugar "casi diez días más tarde de haber comenzado las obras de remodelación", CCOO ha criticado que "esta forma de realizar estas obras en las estaciones más antiguas de Metro, donde probablemente existe mucho fibrocemento y elementos o planchas de amianto en los falsos techos, pone en entredicho la evaluación o mapeo que ha hecho Metro de la presencia de amianto en las estaciones".

"Si ha existido riesgo de exposición para los trabajadores de Metro, de la contrata y de los usuarios por el tiempo que lleva realizándose la obra, existiría una grave negligencia", ha aseverado la organización sindical.

Finalmente, este descubrimiento se ha dado a conocer el mismo día que la Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra siete responsables de salud y prevención de riesgos laborales de la empresa Metro de Madrid, a los que acusa de homicidio imprudente por la muerte de dos empleados de mantenimiento de Metro tras exposición al amianto.

Más noticias en Política y Sociedad