Público
Público

Migración El juez de Ceuta imputa a nueve migrantes como cabecillas del salto a la valla de julio 

El 26 de julio más de 600 migrantes consiguieron entrar en España. Ahora, un juzgado cree que estaban comandados por nueve cabecillas, a los que se les imputan los delitos de atentado, daños por un importe de unos 14.000 euros, pertenencia a grupo criminal y lesiones leves.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos de los imputados llevan desde el 29 de agosto en prisión provisional. | EFE

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta ha dado por terminada la instrucción relacionada con las circunstancias en las que 602 personas consiguieron acceder a la ciudad autónoma el 26 de julio.

El juez ha dictado un auto en el que acuerda continuar la tramitación de las diligencias por los trámites del procedimiento abreviado contra nueve extranjeros supuestos cabecillas del grupo que "entraron por la fuerza" por el vallado fronterizo y lesionaron a un total de 18 agentes de la Guardia Civil.

En su resolución, el instructor de la causa, que permanecía bajo secreto de sumario, acuerda dar traslado de las diligencias al Ministerio Fiscal y, en su caso, a las acusaciones personadas para que, en el plazo común de diez días, soliciten la apertura del juicio oral, formulando escrito de acusación o sobreseimiento.

En opinión del juez, los hechos imputados a nueve migrantes irregulares podrían ser constitutivos de un delito de atentado, otro de daños por un importe de unos 14.000 euros, uno más de pertenencia a grupo criminal y de lesiones leves. En el mismo auto ha acordado el sobreseimiento provisional y archivo de la causa respecto a un décimo investigado. Los dos supuestos "cabecillas" del salto "violento" permanecen en prisión provisional desde el pasado 29 de agosto.

El instructor ve "indiciariamente acreditado" que, sobre las 6.30 horas del día 26 de julio, un total de 602 migrantes indocumentados "perfectamente organizados y coordinados bajo las órdenes" de dos de los investigados "y divididos en tres grupos perfectamente delimitados liderados" por los siete encausados restantes "entraron por la fuerza por el vallado fronterizo" que separa la ciudad española de Marruecos.

Indica que los investigados "agredieron con violencia" a los agentes de la Guardia Civil que cumplían funciones de vigilancia, utilizando para ello "armas e instrumentos de carácter peligroso como lanzallamas caseros, palos, piedras, heces y productos abrasivos".

Un total de 18 funcionarios sufrieron lesiones y 16 de ellos han reclamado por ellas pese a que para su curación "sólo fue necesaria una primera asistencia facultativa sin tratamiento médico", concluye el juez en este auto contra el que se puede interponer recurso de reforma en el plazo de tres días y subsidiariamente con el anterior o por separado recurso de casación en el plazo de cinco días.

Más noticias en Política y Sociedad