Público
Público

Migrantes y refugiados inician un encierro en un recinto del Ayuntamiento de Barcelona

Denuncian racismo social e institucional y, entre otras reivindicaciones, exigen que se abra la puerta a la regularización de migrantes sin contrato laboral, que se faciliten los trámites de nacionalización sin superar exámenes y que se mejore la acogida a los refugiados que llegan a Catalunya. Mantienen un encierro indefinido en la antigua escuela Massana.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen de la manifestación del pasado sábado 18 de febrero en Barcelona reclamando que se acoja a los refugiados / L.S

Una treintena de migrantes y refugiados ha iniciado un encierro en la antigua escuela Massana de Barcelona, de titularidad municipal, y ha anunciado su intención de mantenerlo indefinidamente para protestar por el "racismo social e institucional" de que se sienten víctimas.

Según fuentes municipales, el grupo de migrantes solicitó permiso del Ayuntamiento de Barcelona para celebrar una asamblea en un espacio del interior de la antigua escuela Massana, situada en la plaza de la Gardunya del barrio del Raval, a la que asistieron un centenar de personas.

En el transcurso de la asamblea algunos de los participantes en la asamblea decidieron pasar la noche en el recinto -situado en el antiguo Hospital de la Santa Creu de Barcelona- e iniciar así un encierro indefinido para denunciar su situación.

El motivo de la protesta es denunciar la "violencia racista y los efectos que ésta tiene sobre las personas inmigradas y refugiadas" y está previsto mantener la movilización "hasta que comiencen las negociaciones con las administraciones", explica Juan Ávila, portavoz de los encerrados.

Entre otras reivindicaciones, los encerrados exigen que se abra la puerta a la regularización de inmigrantes sin contrato de trabajo, que se faciliten los trámites de nacionalización sin necesidad de superar exámenes y que se mejore la acogida a los refugiados que llegan a Catalunya.

También reclaman al Ayuntamiento de Barcelona que garantice el empadronamiento de los inmigrantes indocumentados "sin restricciones" y a la Generalitat que asegure su acceso a la sanidad pública, según Ávila.

Ávila ha apelado a la sociedad catalana a apoyar las movilizaciones de los migrantes, de la misma forma que ellos están a su lado en la "reivindicación de los derechos sociales y políticos de Catalunya", y ha pedido a los partidos que aclaren cuáles son sus propuestas para mejorar la situación de extranjeros "sin papeles" y refugiados. EFE

Fuentes municipales han explicado que el Ayuntamiento de Barcelona ya ha iniciado una vía de diálogo con los participantes en el encierro.