Público
Público

Muerte de elefantes Cientos de elefantes han muerto en Botsuana en los dos últimos meses sin ninguna causa aparente

Los conservacionistas locales contabilizaron más de 350 elefantes muertos mientras sobrevolaban la zona. A la espera de los resultados del laboratorio, los especialistas no han podido descartar como causa ni el envenenamiento ni la enfermedad.

Un joven elefante es avistado en el delta de  Okavango, en Botswana. REUTERS/Mike Hutchings/File Photo
Un joven elefante es avistado en el delta de Okavango, en Botswana. REUTERS/Mike Hutchings/File Photo

PÚBLICO

Defensores de la vida silvestre Botsuana, país del sur de África contabilizaron más de 350 cadáveres de elefantes en el delta del Okavango desde principios de mayo, según informó el Dr. Niall McCann, de la ONG National Park Rescue, con sede en Reino Unido.

"Esta es una muerte en un nivel que no se ha visto en mucho, mucho tiempo. Fuera de la sequía, no sé de una que haya sido tan importante", ha dicho el Dr. McCann.

El doctor informó a la BBC de que los conservacionistas locales alertaron a principios de mayo al Gobierno sobre la situación, después de que emprendieron un primer vuelo sobre el delta de tres horas en el que contabilizaron 169 cadáveres de elefantes. Un mes después, y tras varios vuelos más, la cifra de cadáveres ascendió a más de 350.

Se trata de la segunda muerte masiva de estos animales que viven a lo largo del Delta del Okavango y que son patrimonio de la Humanidad, según informa The Guardian.

No se sabe la causa de las muertes

Algunos testigos afirmaron que varios elefantes fueron vistos caminando en círculos. Para McCann, esta es una clara indicación de discapacidad neurológica: "Si miras los cadáveres, algunos de ellos se han caído de bruces, lo que indica que murieron muy rápido. Otros obviamente mueren más lentamente, como los que deambulan."

El gobierno de Botswana está analizando en un laboratorio las muestras de los animales, por lo que todavía no se sabe qué puede ser lo que está originando las muertes o si podría representar un riesgo para la salud humana.

De momento, las principales hipótesis que se barajan son el envenenamiento o patógeno desconocido, o la muerte por la enfermedad infecciosa ántrax.

Descartado el envenenamiento por cianuro

Existen otras posibilidades que intentan dar respuesta a la muerte de los elefantes, como la de una intoxicación por cianuro, una técnica que a menudo utilizan los cazadores furtivos en Zimbabwe. Sin embargo, McCann la descarta: "Solo los elefantes son los que están muriendo y nada más. Si los cazadores furtivos usaran cianuro, esperarías ver otras muertes".

La directora ejecutiva de la Agencia de Investigación Ambiental de Londres, Mary Rice afirma que "Existe una preocupación real con respecto a la demora en llevar las muestras a un laboratorio acreditado para analizarlas a fin de identificar el problema, y luego tomar medidas para mitigarlo", y es que los elefantes permanecen apilados uno tras otro a lo largo y ancho del Delta.

Más noticias de Política y Sociedad