Público
Público

Música El obispo de Almería denuncia a dos chicas por grabar un vídeo de 'trap' en la catedral

El portavoz del Obispado ha explicado que no se pretende entrar en el contenido de la canción, que era "normal", pero insiste en que estas jóvenes"engañaron" a la persona que estaba en la puerta. "Los espacios sagrados son para cosas sagradas", afirma, y añade: "No se puede dar ni un concierto de música profana, mucho menos bailar en el altar mayor".

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Vera GRV y Kttana, en el vídeo objeto de la denuncia del Obispado de Almería.

El Obispado de Almería ha interpuesto una denuncia ante la Comisaría Provincial de Almería contra dos cantantes de 'trap' que grabaron un videoclip en la catedral sin solicitar permiso y tras asegurar que accedían al templo para realizar un trabajo universitario.

El portavoz del Obispado, Ramón Bogas, ha explicado que no se pretende entrar en el contenido de la canción, que era "normal", pero insiste en que estas chicas "engañaron" a la persona que estaba en la puerta a una "hora en la que no había nadie al mediodía".

"Los espacios sagrados son para cosas sagradas, en la catedral no se puede dar ni un concierto de música profana, mucho menos bailar en el altar mayor de la catedral", dice Bogas, quien señala que aunque la intención de las cantantes no fuese "sacrílega, eso no significa que no ofendan los sentimientos sagrados".

Por otro lado, el Obispado ha publicado un comunicado sobre este "grupo musical de perfil feminista" llamado Vera GRV y Kttana.

"Entró en la Catedral fraudulentamente con una estrategia engañosa, haciendo creer al trabajador de la empresa que gestiona las visitas turísticas a la Catedral que se trataba de un "trabajo de la Universidad" sobre el interior de la Catedral", incide el comunicado.

"Las jóvenes del grupo feminista sabían que actuaban dolosamente, ya que mintieron para entrar, y aprovecharon la hora del mediodía, en la cual cesa el flujo de entradas turísticas a la Catedral y los vigilantes y empleados de la Catedral aprovechan para acudir a comer y descansar, o cambiar de turno", añade.

Asimismo, aseguran que "no se puede menos que calificar lo acontecido de una grave ofensa al carácter sagrado y sacramental de la iglesia madre de la diócesis, lo que significa que es asimismo ofensa a los sentimientos religiosos de toda la comunidad católica, mayoritaria en Almería".

Además, recuerdan que han presentado çdenuncia de lo ocurrido ante la Comisaría de la Policía Nacional, "por si se tratara de un delito castigado por la ley lo que de hecho es una ofensa de profanación religiosa inaceptable".

Más noticias en Política y Sociedad