Público
Público

La OMS endurece los niveles de los indicadores de calidad del aire para frenar la polución

Ecologistas en Acción asegura que todas las ciudades españolas incumplen estas nuevas guías que propone la Organización Mundial de la Salud. 

04/01/2019 Estación de Medición de Calidad del Aire de Madrid
Estación de Medición de Calidad del Aire de Madrid. Eduardo Parra / Europa Press (Foto de ARCHIVO)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este miércoles nuevas recomendaciones relacionadas con la calidad del aire, con el objetivo de intentar frenar los siete millones de muertes anuales que causa la contaminación en todo el mundo. Ahora los niveles de los indicadores de esta calidad son mucho más estrictos que los que fijó la última vez, en 2005

La nueva guía establece las cantidades máximas recomendables de los contaminantes en el aire más nocivos: las partículas en suspensión — de menos de 2,5 y 10 micras de diámetro —, el ozono, el dióxido de nitrógeno y de azufre, así como el monóxido de carbono. 

Mientras que el ozono se ha mantenido en el mismo nivel, las partículas en suspensión con un diámetro inferior a 2,5 micras (PM 2.5), considerados el contaminante más peligroso para el ser humano: hasta ahora, la OMS recomendaba menos de 25 microgramos por metro cúbico de aire en un día, mientras que ahora baja el nivel óptimo a 15 microgramos. 

Las partículas de 10 y menos de 2,5 micras  son consideradas peligrosas para la salud porque pueden penetrar en los pulmones

En el caso de las de 10 micras, la OMS baja su nivel diario recomendable desde 50 microgramos a 45 por metro cúbico de aire. 

Estos dos tipos de partículas proceden de la quema de combustibles fósiles y son consideradas peligrosas para la salud puesto que pueden penetrar en los pulmones. 

En el caso del ozono, si bien es cierto que no ha variado de nivel, la OMS sí que ha modificado el tiempo recomendable de exposición al mismo, en este caso, de ocho horas. El tiempo que la organización ha estimado válido para la exposición al monóxido de carbono es de 24 horas (cuatro miligramos por metro cúbico).

Y, tratándose del único caso en el que las recomendaciones han sido más relajadas es con el dióxido de azufre, cuyo límite de exposición lo ha puesto en 40 microgramos por metro cúbico (antes se situaba en 20 microgramos por metro cúbico). 

Desde la OMS también admiten que el mundo funciona de manera desigual. Mientras que en los países comúnmente denominados "desarrollados" la calidad del aire ha mejorado con el tiempo, en los países con menos recursos ha seguido el camino contrario.

Proteger la salud de la ciudadanía

Los ecologistas opinan que cada vez es más evidente que este tipo de partículas tienen un efecto negativo sobre la salud humana. Y, aunque las recomendaciones de la OMS no son de obligado cumplimiento para la comunidad internacional, la asociación de Ecologistas en Acción insta a los ayuntamientos a una reducción "drástica y rápida" del tráfico urbano en favor de los peatones y del transporte colectivo "si de verdad quieren proteger la salud de su ciudadanía". 

Ecologistas en Acción recalcan que la reducción de la contaminación debería llevar a los gobiernos a avanzar "todo lo posible" en la mejora de la calidad del aire.

Los datos del grupo ecologista, que tienen como referencia el año 2019, recogen que los niveles de dióxido de nitrógeno en Barcelona cuadruplicaban la nueva guía anual y prevén que esta situación se vea agravada "por el aumento del tráfico y de las emisiones, generado por la supresión de los peajes en las vías interurbanas". 

Mientras que en Girona y Lleida, también en 2019, duplicaban las nuevas directrices de la OMS

Más noticias