Público
Público

ONG Oxfam revisa y mejora sus mecanismos de control para evitar casos de abusos sexuales 

El plan, iniciado a raíz de las denuncias sobre los abusos sexuales en Haití que saltaron a los medios en febrero pasado, incluye la publicación semestral de sus informes internos sobre protección de personas, la formación al personal para investigar estos casos y medidas de control para la contratación de personal, entre otras.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Logotipo de la ong británica Oxfam en una tienda de Londres, Reino Unido. EFE/ Andy Rain

La organización de desarrollo Oxfam (Oxfam Intermón en España) ha puesto en marcha un ambicioso plan de acción de diez medidas para prevenir casos de acoso, abuso y de explotación sexual, como los ocurridos en Haití en 2011 y que saltó a los medios de comunicación el pasado mes de febrero. La organización fue acusada, entonces, de encubrir "orgías" de un grupo de altos cargos de la organización y denuncias de explotación sexual en la que podrían haber participado menores de edad. Oxfam estaba entonces realizando labores de reconstrucción en aquel país, devastado por el terremoto de 2010.

Desde que saltó el escándalo, la ONG ha emprendido una batería de medidas para revisar y mejorar sus mecanismos de control para evitar, prevenir y denunciar este tipo de malas prácticas a nivel global (Oxfam está formada por 20 organizaciones de distintos países).

Entre la medidas acordadas por la confederación, figura la de divulgar semestralmente a partir de octubre, las investigaciones internas de protección de personas, que recogerán todas las incidencias de las distintas organizaciones afiliadas.

Además, la organización ha establecido una Comisión Independiente de nueve personas que actualmente investiga las prácticas de protección de Oxfam y que publicará sus conclusiones en mayo de 2019.

La ONG ha anunciado que ha invertido más de dos millones de euros a nivel mundial en la puesta en macha de este ambicioso plan, que incluye la creación de una nueva Dirección internacional de protección y salvaguarda y ha ampliado la capacitación en materia de protección y justicia de género a los 10.000 empleados y empleadas que integran la organización en todo el mundo. En este sentido, Oxfam Intermón ha organizado talleres sobre prevención con las personas que gestionan el voluntariado y sesiones sobre protección y prevención con sus equipos en general en España y en los países donde contrata personal.

Formación de investigadores

La organización ha desvelado que desde febrero pasado, unas 120 personas de su plantilla se han formado en metodología de investigación para casos de acoso, abuso y explotación sexual, 13 de ellos pertenecientes a Oxfam Intermón, la socia española Oxfam.

La organización afirma que puso en marcha mecanismos para mejorar los controles previos a la contratación de personal y ha hecho de la protección una parte obligatoria en el reclutamiento y la formación de su personal. En el caso de Oxfam Intermón, las medidas incluyen también la elaboración de una guía para asegurar el reclutamiento seguro. A nivel global, ha puesto es marcha un sistema centralizado para atender todas las solicitudes de referencias de personal y ha asegurado que las distintas organizaciones que forman la confederación, cuenten ahora con personas expertas en la verificación de referencias. Los casos de conducta inadecuada grave, incluido el abuso sexual, se señalarán claramente en las referencias del personal cuando la ley lo permita.

"Nuestro plan de diez medidas es nuestra forma de hacer coincidir nuestras disculpas por lo que sucedió en Haití con la acción", dice la directora ejecutiva de Oxfam International, Winnie Byanyima. "Estamos comenzando a ver los resultados, pero estamos sólo al comienzo de un largo viaje".

"Hemos creado a nivel de toda la Confederación una comisión independiente formada por personas expertas en derechos de las mujeres para llevar a cabo una amplia evaluación de la cultura y las prácticas de Oxfam", afirma la organización.

Oxfam ha renovado sus sistemas de denuncia de irregularidades garantizando líneas de denuncia en cinco idiomas y ha animado abiertamente a todo el personal a utilizarlas con total confidencialidad. Se ha reunido con más de 20 donantes institucionales para entender mejor sus expectativas de publicación de información y ha desarrollado una base de datos central para todas las investigaciones de protección finalizadas. Asimismo, ha organizado acciones formativas y debates sobre justicia de género, protección, seguridad y su código de conducta dirigidas a todos sus equipos en todo el mundo.

Más noticias en Política y Sociedad