Público
Público

Open Arms Evacuadas de urgencia otras cuatro personas del Open Arms por problemas de salud

Tres de los migrantes rescatados y un acompañante tuvieron que ser trasladados de madrugada por complicaciones que requieren atención especializada después de 15 días bloqueados en el Mediterráneo. Aún quedan 134 personas a bordo después de que otras nueve fueran evacuadas por problemas psicológicos la tarde del jueves.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Una de las personas evacuadas esta madrugada del Open Arms por problemas de salud.- PROACTIVA OPEN ARMS

La situación de los migrantes rescatados hace 15 días en aguas del Mediterráneo Central por el barco de la ONG Proactiva Open Arms sigue empeorando mientras Italia mantiene su negativa al desembarco en el puerto siciliano de Lampedura.

La noche de este viernes han sido evacuadas cuatro de las personas rescatadas. Según ha informado la propia ONG en su cuenta de Twitter, tres de los migrantes han sido trasladados esta madrugada de forma urgente por complicaciones de salud que requieren atención especializada, además de una cuarta persona como acompañante. 

En total, aún quedan 134 personas migrantes a bordo del Open Arms después de que, a última hora de la tarde del jueves, las autoridades italianas autorizaran el desembarco de otras nueve personas, cinco de ellas —tres adultos y dos menores— por motivos psicológicos y otras cuatro que les acompañan en su travesía.

"Vivimos a bordo una agonía insoportable"

La organización había pedido la evacuación de todos los rescatados por causas psicológicas, pero Italia sólo ha permitido el traslado de estos 13 mientras el estado de salud y psicológico de los migrantes continúa deteriorándose después de dos semanas bloqueados en el barco. "Vivimos a bordo una agonía insoportable. Seis evacuaciones de emergencia en estas dos semanas de calvario. Tierra a la vista y ninguna solución. Los derechos de 134 personas son vulnerados cada minuto que pasa. Si la política europea incapaz de poner límites, ¿qué nos queda?", ha denunciado la ONG en Twitter.

Según explicó el fundador de la organización, Óscar Camps, estos 15 días a la deriva han hecho mella en los náufragos, muchos de los cuales están sometidos a mucho estrés y "problemas muy serios", mientras la tripulación trata de evitar "intentos de suicidio" y episodios de "violencia" ante la desesperación y la incertidumbre.

El Open Arms lleva aproximadamente un día fondeando en aguas italianas después de que el miércoles un tribunal italiano levantara el veto de entrar en aguas de este país que le había impuesto el ministro del Interior, Matteo Salvini, bajo la amenaza de confiscarle el barco e imponer multas millonarias.

Así, tras obtener esa autorización en la tarde de ayer, puso rumbo hacia Lampedusa, aunque todavía carece del permiso para poder atracar en un puerto, algo que Salvini ya ha anunciado que no otorgará.

Mientras, seis países europeos, entre ellos España, junto con Francia, Alemania, Rumanía, Portugal y Luxemburgo, se han ofrecido para acoger a estas personas sin que por el momento se conozcan más detalles sobre el destino de los rescatados.

Más noticias en Política y Sociedad