Público
Público

El Papa, a lo Pablo Iglesias, pide a los cristianos que no se conviertan en "casta"

Francisco pide a los nuevos cardenales —entre los que se encuentran dos españoles— que fomenten la relación "con los marginados". Sáenz de Santamaría, García-Margallo y Fernández Díaz asistieron a la misa en el Vaticano.

Publicidad
Media: 3
Votos: 5

El Papa, durante la misa ofrecida este domingo en la Basílica de San Pedro. EFE

CIUDAD DEL VATICANO.- Él también quiere ser el Papa del cambio. Y, en su empeño por romper con ciertas directrices de la Iglesia, hoy ha emulado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y ha pedido a sus seguidores que no se conviertan "en una casta". 

Francisco pidió hoy a los nuevos cardenales de la Iglesia católica que hagan que los cristianos eviten la "tentación" de aislarse en "una casta" y que les insten a querer estar con los marginados. El pontífice se dirigió de ese modo a los cardenales que él mismo creó el sábado en el Vaticano en la homilía pronunciada en la Basílica de San Pedro concelebrada con ellos y con la asistencia del resto del Colegio Cardenalicio.

Les pidió servir a la Iglesia de manera que los cristianos "no tengan la tentación de estar con Jesús sin querer estar con los marginados, aislándose en una casta que nada tiene de auténticamente eclesial", dijo el papa argentino.

Jorge Mario Bergoglio apeló a los cardenales a "actuar decididamente y no quedarse mirando de forma pasiva el sufrimiento del mundo. El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre y difundir la misericordia de Dios a todas las personas que la piden con corazón sincero".

El papa pidió a los nuevos miembros del Colegio Cardenalicio que vayan a "buscar a los lejanos en las 'periferias' de la existencia" y puso el ejemplo de la curación de un leproso por parte de Jesús explicada en el Evangelio. Y dijo que, haciéndolo, Jesús "no hace ningún daño al que está sano, es más, lo libra del miedo".

El pontífice agregó que la "credibilidad" de los cristianos se "descubre y revela" con la aplicación de los principios establecidos en el Evangelio en relación con los marginados.

En su homilía Bergoglio recordó a los cardenales que "la caridad no puede ser neutra, indiferente, tibia o imparcial. La caridad contagia, apasiona, arriesga y compromete" y de ella dijo además que es siempre "inmerecida, incondicional y gratuita".

La ceremonia de la Basílica de San Pedro, que comenzó a las 10.00 horas locales (09.00 GMT) es la primera ocasión en la que concelebran los veinte nuevos cardenales (menos el colombiano José de Jesús Pimiento Rodríguez, arzobispo emérito de Manizales, que no viajó a Roma por problemas de salud) designados por el papa. Entre los veinte nuevos cardenales están el arzobispo español de Valladolid, Ricardo Blázquez, Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia (México); el también español José Luis Lacunza Maestrojuán, arzobispo de David (Panamá), y Daniel Fernando Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo (Uruguay).

El ministro del Interior Jorge Fernández Díaz (d) charla con el cardenal Ricardo Blázquez (i) y con el arzobispo Castrense Juan del Río Martín (c), durante la recepción de ayer en la Santa Sede. EFE


Miembros del Gobierno, entre los asistentes

A la misa de hoy acudió una amplia delegación oficial española, encabezada por la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, de la que forman parte también los ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y de Interior, Jorgé Fernández Díaz.

La delegación española procedía de la representación diplomática ante la Santa Sede, donde la pasada noche se ofreció una recepción con motivo de la creación de los nuevos cardenales.

Más noticias en Política y Sociedad