Público
Público

Paros parciales Renfe cancela 325 trenes en su segunda jornada de huelga este verano

La compañía declara un bajo seguimiento de la protesta, mientras que el sindicato CGT culpa a Fomento por imponer unos servicios mínimos "desmedidos" que han dificultado que los trabajadores acudan al llamamiento. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Varios pasajeros con sus maletas y en las escaleras mecánicas esperan en la estación de tren Puerta de Atocha de Madrid durante la primera de las cuatro jornadas de paros parciales de Renfe, el pasado 31 de julio. / Marta Fernández

La segunda jornada de paros convocada por el sindicato CGT para este miércoles 14 de julio ha provocado la cancelación de unos 325 trenes, entre AVE y Larga Distancia, Media Distancia y Mercancías, según se desprende de la resolución de servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento.

Según lo informado por un portavoz de la compañía, esta segunda jornada se está desarrollando con normalidad y sin ninguna incidencia. En cuanto al seguimiento, hay una gran disparidad entre las cifras ofrecidas. Por parte de la empresa, aseguran que ha habido un 2,2% de seguimiento con respecto al total de la plantilla. Sin embargo, desde el sindicato puntualizan que debido a los servicios mínimos solo un 7,5% de la plantilla puede ir a la huelga, por lo que sitúan el seguimiento por encima del 80%. 

Los paros coinciden con el inicio del puente de agosto de este jueves, día 15, festividad en la mayoría de comunidades de España y una de las jornadas en las que se espera mayor movilidad en las vacaciones de verano de los españoles.

Se trata del segundo de los cuatro días de paro parciales a los que CGT llama a los trabajadores de Renfe, tras el realizado el pasado 31 de julio, y supondrá una parada de cuatro horas, entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas. Las dos próximas jornadas de paros están previstas para el 31 de agosto y el 1 de septiembre.

1.152 trenes cancelados

Ante los cuatro días de paros programados por CGT, sindicato minoritario en el comité de empresa de Renfe, el Ministerio de Fomento dictó servicios mínimos para garantizar 1.876 de los 3.028 trenes de Alta Velocidad y Larga Distancia, Media Distancia y Mercancías afectados por la huelga, cancelándose un total de 1.152 trenes.

De los 1.059 trenes de Alta Velocidad y Larga Distancia afectados por los paros, circularán durante los cuatro días un total de 829, estableciéndose servicios mínimos del 78%. Se han cancelado 230 trenes.

De Alta Velocidad y Larga Distancia se han cancelado se han cancelado 230 trenes

En el caso de la Media Distancia, Fomento ha fijado unos servicios mínimos del 65%, garantizando un total de 899 trenes para estos cuatro días de los 1.376 trenes afectados por los paros. Se han cancelado 477 trenes.

Por último, el total de cancelaciones por estos paros en el servicio de Mercancías alcanza un total de 445 trenes, puesto que de los 593 trenes afectados se ha garantizado la circulación de 148, unos servicios mínimos del 25%.

En el caso del servicio de Cercanías que Renfe presta en una docena de ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, los servicios mínimos cubren la mitad del servicio, el 50%, porcentaje que se eleva hasta el 75% en el caso de coincidir con franjas de hora punta.

Tren de Cercanías de Renfe. E.P.

Fomento alega un "daño superior e innecesario"

En su resolución, el Ministerio de Fomento atribuye los porcentajes de servicios esenciales al hecho de que los paros se convocan en un día de "excepcional movimiento de viajeros".

"Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes", argumenta Fomento.

Los servicios mínimos generan un "enorme desequilibrio entre el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad", segú CGT

"De no determinarse servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos", concluye el Ministerio, que alerta del colapso de las carreteras de acceso a las grandes capitales en caso de restringir el servicio de Cercanías o el perjuicio que se causaría al "excepcional" número de viajeros que ha reservado "con gran antelación" billetes para estas fechas.

CGT considera "desmedidos" los servicios mínimos

A pesar de ello, CGT estimó, de cara a los paros del 31 de julio, que los servicios mínimos decretados eran "desmedidos" y que generaban un "enorme desequilibrio entre el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad".

Según han informado, los servicios mínimos aplican un 100% en las secciones de Conducción e Intervención (maquinistas, interventores y supervisores de a bordo) y del 92,85% en el caso de personal de taquilla y megafonía.

"Está siendo un abuso en toda regla", ha sostenido un portavoz del sindicato, minoritario en el comité de empresa de Renfe, que asegura que hay trabajadores que han sido llamados a integrar los servicios mínimos sin tener trenes asignados.

Dentro del margen de cerca del 7,5% que puede acudir a la llamada de la huelga, explica, el seguimiento de la convocatoria oscila entre el 80% y el 90% en Andalucía y Cataluña.

Con su convocatoria de huelga, que sucede a la que CC.OO. llevó a cabo en la operadora el pasado 15 de julio, el sindicato reclama un aumento de la plantilla de Renfe.

Además, denuncia la "imposibilidad" de cumplir el "espíritu" de la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas ante la decisión de la empresa de aplicarla diariamente, con una disminución de 17 minutos del tiempo de trabajo, en vez de forma acumulada, sumando días libres.

Más noticias en Política y Sociedad