Público
Público

El Partido Feminista presenta una denuncia por trata contra una "feria de vientres de alquiler" en Madrid 

La revista 'BabyGest' organiza un evento el mes que viene para poner en contacto a parejas que precisan esta técnica de reproducción asistida prohibida en España con las empresas que la gestionan en países donde sí está permitida.

Una mujer embarazada.

ANNA FLOTATS

MADRID.- El Partido Feminista ha denunciado a los promotores de una feria de gestación subrogada que tendrá lugar los próximos 7 y 8 de mayo en Madrid por considerar que esta técnica de reproducción asistida supone "un riesgo real de explotación y tráfico de personas".

La feria Surrofair, organizada por la revista BabyGest, busca "poner en contacto a los pacientes que precisan esta técnica para tener un hijo —en la que una mujer lleva el embarazo del hijo de otra persona— con las agencias, clínicas y asociaciones de todo el mundo relacionadas con la gestación por sustitución", explica la organización del evento en su página web. Dado que la maternidad subrogada no es legal en España, el Partido Feminista considera que la celebración de esta feria puede constituir un delito de trata de seres humanos.

"Los vientres de alquiler suponen la compra de vidas humanas y convierten a la mujer en un objeto. Los contratos de subrogación del útero son, indiscutiblemente, una manera de explotación de la mujer que vende o alquila su cuerpo por dinero o por algún otro tipo de compensación", reza la denuncia que el Partido Feminista ha presentado este viernes ante el Juzgado de Instrucción de Guardia de Madrid. Basándose en que el evento "choca con la legalidad vigente y con los derechos del niño", el partido entiende que la maternidad subrogada supone "un atentado contra la dignidad humana al convertir a la mujer y a los niños en productos comerciales".

Natalia Álvarez, directora de la revista que organiza la feria Surrofair, ha explicado a Público que "no existe ninguna causa" por la que anular este evento porque las empresas que participaran en él desarrollan la gestación subrogada en países donde esta práctica está legalizada. Por ejemplo, Estados Unidos, Grecia, Rusia o Ucrania. "Que esté prohibida en España no quiere decir que sea una mala técnica de reproducción asistida. También hemos llegado tarde a la legalización del divorcio, del aborto o del matrimonio homosexual", explica Álvarez.

La presidenta del Partido Feminista, Lidia Falcón, niega la mayor: "Si nos centramos en la legislación comparada, la pena de muerte también es legal en muchos países. Es inaceptable que se celebre una feria de este tipo en España, debería hacerse en países donde sea legal alquilar mujeres para inseminarlas como si fueran vacas". 

Lidia Falcón: "El evento debería hacerse en países donde sea legal alquilar mujeres para inseminarlas como si fueran vacas"

Al evento asistirán empresas que gestionan estos embarazos subrogados a cambio de una contraprestación económica que oscila entre los 50.000 y los 200.000 euros, por lo que el Partido Feminista entiende que esta técnica de reproducción asistida es "una forma de mercadear con la vida humana (...) porque las empresas intermediarias hacen un sustancioso negocio". Además, señala que "los países en donde se pretende captar a las madres receptoras de los embriones son países que destacan por el estado de necesidad de su población" y en muchos de ellos esta técnica "se encuentra invariablemente unida a las redes de prostitución y otras actividades delictivas".

La directora de la revista BabyGest no lo niega pero defiende que por ese motivo y "para evitar que haya mafias de por medio" las empresas implicadas en el proceso fomentan que las familias conozcan a las mujeres gestantes. Sin embargo, el Partido Feminista denuncia que "ninguna institución hace un seguimiento de los fines para los que se desea ese niño, que puede acabar como donante de órganos o víctima de delitos de abusos o explotación sexual".

Álvarez acepta que "es un tema controvertido que debe empezar a regularse en España", pero insiste en que el problema es que hay "mucho desconocimiento" sobre esta técnica de reproducción asistida. "Es bueno y necesario que la sociedad debata y hable", afirma la directora de la revista BabyGest, que ya ha organizado tres ferias de este estilo en Valencia, Barcelona y Madrid.

El Partido Feminista pidió una entrevista con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para pedirle que vetara la feria, pero aún no ha sido citado. BabyGest recuerda que se trata de un evento con entrada gratuita que se realizará en el hotel Avenida América, es decir, en un espacio privado que nada tiene que ver con la Administración pública.