Público
Público

La PDLI contra la impunidad del asesinato de Khashoggi La PDLI reclama a Borrell que se actúe desde la UE para que el crimen de Khashoggi "no quede impune"

La Plataforma se ha dirigido al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación para que desde la Unión Europea se utilicen todas las herramientas que estén a su alcance con el objetivo de que el crimen del periodista ruso no quede impune.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fotos del periodista saudita Khashoggi se ubican en barreras de seguridad durante una protesta frente al Consulado Saudí en Estambul, el 8 de octubre de 2018. REUTERS

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ha pedido al Gobierno y a la Unión Europea que actúen con todos los instrumentos que tienen a su alcance contra Arabia Saudí, incluida la presión económica y comercial, para que el crimen del periodista saudí Jamal Khashoggi no quede impune.

La PDLI ha enviado hoy una carta al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, en la que solicitan que el Ejecutivo y la UE "no permanezcan pasivos ante estos hechos execrables". Del mismo modo, también ha recordado al ministro que "hace menos de un mes, Naciones Unidas aprobaba una resolución denunciando la inacción de los gobiernos ante los asesinatos y ataques  a periodistas."

La presidenta de la Plataforma, Virginia Pérez Alonso, ha expresado su condena y horror por "las informaciones que se van conociendo sobre la desaparición y probable asesinato" del informador en el Consulado de Arabia Saudí en Estambul. Así pues, la PDLI se ha sumado al llamamiento de la Federación Internacional de Periodistas para reclamar una acción global por parte de la comunidad mundial. 

"Estas noticias espantosas, apoyadas por cada vez más evidencias, exigen la inmediata respuesta de los gobiernos de todo el mundo para que se esclarezca la desaparición de Jamal Khashoggi y los responsables, tanto materiales como intelectuales, respondan ante la justicia", incide la PDLI en la misiva. 

"Las sociedades democráticas y desarrolladas no pueden permitirse este retroceso incompatible con los Derechos Humanos y los principios básicos de la civilización", remataba la carta, que aún no ha obtenido respuesta.

Más noticias en Política y Sociedad