Público
Público

Pelea Badalona El violento enfrentamiento de Badalona apunta a una venganza entre bandas de traficantes

Una treintena de personas de origen pakistaní se enzarzaron en una brutal pelea que dejó un muerto y tres heridos graves. 

Fotografía de archivo de un coche de los Mossos d'Esquadra. - EFE

EFE

El alcalde de Badalona, Álex Pastor, ha apuntado a una venganza entre bandas de traficantes de drogas pakistaníes como el presunto origen de la violenta pelea multitudinaria en la que anoche falleció un hombre y otros tres resultaron heridos de gravedad.

En declaraciones a Efe, Pastor ha explicado que, según las primeras pesquisas, se trataría de una cita acordada entre dos grupos, uno de Badalona y el otro del distrito barcelonés de Ciutat Vella, con el objetivo de llevar a cabo un "ajuste de cuentas".

El motivo, ha señalado, sería que una de las bandas habría irrumpido presuntamente en el territorio en el que el otro grupo tenía el control de la distribución de la droga.

"Son dos grupos que quedaron directamente para matarse", ha asegurado el alcalde, quien ha subrayado que no fue "un encuentro fortuito" porque los miembros de estas bandas portaban armas blancas, entre ellas, "espadas, cuchillos y navajas".

Álex Pastor: "Son dos grupos que quedaron directamente para matarse"

Pastor ha aseverado también que ya se ha puesto en contacto con los líderes de la oposición para explicarles los detalles de lo sucedido y les ha pedido hacer "un frente común" ante este episodio de violencia.

Los hechos ocurrieron anoche en el barrio de la Salut de Badalona, alrededor de las 22:00 horas, cuando una treintena de personas de origen pakistaní se enzarzaron en una brutal pelea en la que fueron requisados machetes, una catana y un hacha.

Uno de los participantes en el tumulto murió como consecuencia de las lesiones sufridas, tal como confirmaron efectivos del Sistema de Emergencias Médicas, y otros tres hombres, heridos de gravedad, fueron trasladados al hospital Can Ruti.

La Guardia Urbana también detuvo a nueve personas por su presunta vinculación con la pelea, que todavía permanecen en dependencias policiales.