Público
Público

Periodismo e igualdad "La perspectiva de género llegará pronto a todos los medios, el reto es que las mujeres entren en los consejos de administración"

Mujeres periodistas debaten sobre el futuro del periodismo y el papel de las mujeres en los medios de comunicación, durante el primer encuentro de la iniciativa "chicas poderosas" en España.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Participantes en el taller sobre medios de comunicación "Chicas Poderosas".

"El periodismo con perspectiva de género no tardará en llegar. Todos los medios la acabarán implantando. El reto es que las mujeres entren en los puestos de liderazgo. No ya en las direcciones, sino en los consejos de administración", afirmó Virginia Pérez Alonso, codirectora de Público. Lo hizo en la apertura del primer encuentro de la iniciativa "Chicas Poderosas" en España, que se inauguró con un panel titulado "Mujeres poderosas en los medios de comunicación" que reunió a cinco destacadas periodistas, entre las que también se encontraban Noemí Ramírez (El País), Magda Banderas (La Marea), Ana Tudela (Datadista) y Clara Jiménez Cruz (Maldita.es). 

"Estamos a años luz de conseguir la igualdad real en las estructuras", añadió Pérez Alonso durante la charla. "Aunque estamos dando pasos de gigantes y muchos hombre ya no se atreven a tener actitudes machistas que eran tan habituales en el pasado reciente". 

Para Magda Banderas no hay diferencia entre los viejos y los nuevos medios en cuanto a la participación de las mujeres en los puestos de liderazgo. "Las mujeres no hemos llegado a las cúpulas, ni siquiera en los nuevos medios nativos digitales" Para esta periodista y directora de La Marea, cambiar la desigualdad que sufrimos pasa necesariamente por comenzar a utilizar un lenguaje inclusivo y hacer una reflexión en las redacciones sobre cómo se tratan los temas relativos a las mujeres. "No sirve hacer secciones de mujeres. Lo que tenemos que hacer es hablar mucho y hacer mucha reflexión dentro de las propias redacciones. También es importante cómo usamos en las informaciones. Si los datos no están desagregados por sexo que nos permita entender la realidad, lo que hacemos es transmitir estereotipos", afirmó. 

Por su parte la periodista Ana Tudela se preguntó retóricamente si el periodismo de investigación era algo de hombres. Y se respondió: "No. lo que pasa es que sólo se reconoce a los hombres".  "Las mujeres estamos acostumbradas a que para que nos valoren hay que trabajar el doble, y esto es fantástico para el periodismo de investigación", y afirmó hay grandes periodistas de investigación que no están siendo suficientemente reconocidas. 

¿Hacia dónde va el nuevo periodismo?

Para la mayoría de las participantes, hablar de nuevo periodismo es una falacia. "Yo no distingo entre nuevo y el viejo periodismo. Distingo las herramientas que usan para llegar al público, y que hay nuevas herramientas que antes no teníamos. Pero el periodismo sigue siendo lo mismo: investigar. Da igual si lo escribo en rollo de papel higiénicos o si lo hago en Internet. El trabajo que hay detrás es periodismo. Cuando algún joven me dice que es nativo digital, yo le contesto que soy de Coslada", cuanta Ana Tudela. 

Para Pérez Alonso, no ha existido una transformación digital de los grandes medios en España. "Mola decir que estás en transformación digital. Pero es mentira. Una transformación de verdad es morir y volver a empezar, y esto no lo hemos visto en los medios tradicionales de este país. Sí la han hecho los nativos, pero aquellos que vienen del papel la han hecho como han podido, a golpe de realidad". Explica que muchos de estos medios despreciaron al periodismo digital y a los periodistas que lo realizaban. "Imaginaos que despreciaban los nuevo, mucho más si estos cambios llegaban de la mano de una mujer".

Clara Jiménez, dedicada a desenmascarar bulos en los medios y las redes sociales, también afirma que es un error denominarlo nuevo periodismo, porque hace que se infravalore.  "El fact cheking no es algo nuevo ni diferente del periodismo. En realidad es la esencia del periodismo, de contrastar los datos que se van a contar. Sin esto no hay periodismo".  "Lo que hacemos es establecer un metodología para hacerlo", nada más.

"Antes podía desinformar el poder o las élites económicas. Pero ahora casi cualquiera a través de un tuit o un mensaje que se vitaliza puede influir en como la gente compra o vota. Hay un 34% de la población que consume noticias a través del Whatsaap. Mucha gente los considera información por falta de cultura mediática y tecnológicas. Por eso la verificación tiene su hueco y es fundamental", añade Jiménez.

En el futuro, afirma Jiménez, los medios contarán con verificadores de datos dentro de sus redacciones. "No tanto para crear contenidos, sino para proteger a las redacciones. Porque por esa necesidad de sacar el vídeo primero, muchos la fastidian. En lugar de primar la calidad se valora la rapidez".

Sobre los modelos de negocio, Noemí Ramírez afirma que todo depende de los entornos y los mercados. "En Europa las proyecciones económicas indican que se ha perdido un tercio del negocio de la prensa impresa y que se perderá un breve un 25% más". "El reto es recuperar la confianza, y en esto, uno de los grandes desafíos es gestionar la participación de las audiencias. Sobre todo cuando hablamos de grandes medios generalistas que tienen 60 millones de usuarios cada mes"

"La publicidad digital por sí sola no es suficiente para compensar la pérdida de inversión publicitaria y es necesario diversificar fuentes. Donde miramos es a la participación de la audiencia, donde hay modelos exitosos como The Guardian o ElDiario.es", añade Ramírez. 

"No tengo ni idea como será la sociedad del futuro", afirma Pérez Alonso, "pero estoy convencida que será cada vez más exigentes con los medios de comunicación. Creo que habrá cada vez menos medios generales y muchos más pequeños especializados en temáticas como el cambio climático. También imagino que la gente verá las noticias en listas similares a las de Spotify, no en portadas".

La iniciativa "Chicas Poderosas, nació en 2013 para impulsar a las periodistas ante la revolución tecnológica. Se trata de un movimiento que tiene como meta básica capacitar a las mujeres, especialmente las que trabajan en comunicación, para que puedan llegar a su máximo potencial y reducir las distintas brechas que aún persisten. Supone, según su creadora, Mariana Santos, mejorar, además, la salud democrática.








Más noticias en Política y Sociedad