Público
Público

‘Playa Burbuja’ SOS por la destrucción de las costas desde el franquismo y en nombre del 'crecimiento'

La obra 'Playa Burbuja' recoge en un voluminoso libro y un completo proyecto multimedia la aniquilación sistemática de la costa mediterránea, víctima de la unión perfecta entre la corrupción política y los intereses de unos pocos millonarios.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 12

Imagen de una serie de casas en la Marina Alta de Alicante. | Datadista

Érase una vez un país cuyas costas estaban salpicadas por la corrupción, los escándalos inmobiliarios y la destrucción sistemática del medio ambiente. Érase una carrera enloquecida en la que unos pocos se enriquecieron y muchos terminaron rodeados de ladrillos y con el agua al cuello. Érase una crónica construida sobre el terreno y con datos, 15.000 kilómetros recorridos, incluidos dos viajes a lomos de una moto por todo el litoral peninsular mediterráneo, y un puñado de meses de investigación documental. España es un país que vive “de burbuja en burbuja” y es necesario que nos lo cuenten, aunque sea en un libro de más de 500 páginas.

La aventura de Playa Burbuja (Datadista C.B., 2018), escrito por los periodistas Ana Tudela y Antonio Delgado y presentado recientemente en Madrid, arranca hace poco menos dos años; el primer viaje en moto fue en verano de 2016.

"Es importante que las pruebas no se borren; vivimos en una burbuja tras otra"

"Es lo más loco que he hecho en mi vida", confiesa Tudela, quien remarca que el momento de realizar este ejercicio de investigación es ahora, "cuando aún existe esa poderosa imagen de una burbuja inmobiliaria" que ha dejado la geografía española —y especialmente la costa mediterránea— llena de edificios-cadáver, obras sin terminar y destrozos medioambientales difícilmente recuperables.

Y como este país no aprende, parece que vuelve la fiebre del ladrillo y esos esqueletos están volviendo a la vida. "Es importante que las pruebas no se borren", comenta esta periodista, que sostiene: "Vivimos en una burbuja tras otra".

Por esa razón, ambos periodistas no dudaron en ir a los sitios, desde Marbella a Marina D’Or, pasando por Carboneras –y el tristemente conocido hotel ilegal del Algarrobico- o, quizá, el paisaje más impactante: la bahía de Portmán, en la sierra minera de Cartagena-La Unión, desaparecida tras décadas de vertidos de 57 millones de toneladas de estériles minerales procedentes de la Sierra Minera.

Desmanes, corruptelas...

El libro narra de forma directa, a veces irónica, los desmanes político-empresariales en la costa, demasiado a menudo con la complicidad de jueces y fiscales; pero también aporta impactantes testimonios de los afectados, miles de datos, gráficos y fotografías, así como documentos oficiales e históricos "que, en ocasiones, han sido muy complicados de obtener", añade Antonio Delgado. Porque en este libro, el contexto es fundamental.

El periodista remarca que no han obtenido muchos de esos datos o documentos a través de peticiones por el cauce de la Ley de Transparencia. "Ojalá se aproveche la reforma de la Constitución para consagrar el acceso a la información pública como derecho fundamental de una vez", aprovechó para pedir.

Los autores de 'Playa Burbuja', Ana Tudela y Antonio Delgado, en un momento de su investigación. | Datadista

Porque el ambicioso proyecto, insisten sus autores, necesita de un importantísimo trabajo de contexto y documentación. ¿Sabía usted que el origen del boom inmobiliario de Marbella y Puerto Banús —licencias ilegales para construir más de 38.000 viviendas y del que sabemos "la punta del iceberg" gracias al 'caso Malaya'— o el entorno del Mar Menor (donde no queda prácticamente suelo para seguir construyendo) tienen su origen en el franquismo

Algo que han podido constatar y confiesan los autores de esta obra es lo delicado que puede llegar a ser investigar algo que puede cuestionar el supuesto motor económico de una zona (turismo de alto standing en Marbella o el regadío, el nuevo maná del Campo de Cartagena y que está matando de nuevo el entorno del Mar Menor).

Se han creado enemigos, cuando a veces el riesgo consiste en señalar lo evidente: "Lo que sucede con la corrupción inmobiliaria es que su resultado es tan visible como un edificio de 12 plantas", ironiza Tudela. O como la aberración del hotel del Algarrobico.

Playa Burbuja no se limita a un grueso volumen, heroicamente editado gracias a una campaña de crowdfunding, sino que en torno a esta obra hay un universo multimedia: gracias al proyecto común Datadista, han podido construir un entorno en el que hay –y habrá- más contenidos, gráficos, vídeos y diversos recursos .

Además, de su propia investigación, Tudela y Delgado subrayan la importancia de la prensa regional y local, así como los individuos y grupos ecologistas, que son "verdaderos héroes, siempre amenazados". Y son las pequeñas historias individuales una gran parte de la gasolina que alimenta esta investigación.

Como cuando conocieron al concejal de Turismo de Carboneras tomando una caña sin saber previamente quién era él. O como cuando hablaron con una anciana de Portmán, quien les contó las condiciones infrahumanas de los trabajadores en las minas de La Unión, motor económico y origen del boom inmobiliario de esa zona de la costa murciana.

"A veces, desde Madrid no nos damos cuenta de la dimensión del problema, mientras que el extraordinario trabajo de periodismo local a menudo no permite tampoco abrir el foco y ver que se trata de una destrucción medioambiental completamente insostenible que se repite en buena parte del litoral oriental", sostiene Tudela. “La costa es finita, esto tiene que parar”, apunta.

Más noticias en Política y Sociedad