Público
Público

Pobreza energética El alcalde de Lleida pide a Endesa que perdone la deuda de 1.261 familias vulnerables

Entre las grandes corporaciones y las familias siempre elegiremos las familias", ha explicado Miquel Pueyo. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Miguel Pueyo, alcalde de Lleida durante su investidura. / EFE

El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, ha asegurado este lunes que no aceptará de Endesa "la amenaza de privar de derechos básicos como son la luz y el agua 1.261 familias leridanas" y ha pedido la condonación de la deuda.

Pueyo ha asegurado en rueda de prensa que la carta que el Ayuntamiento recibió de Endesa el 1 de agosto "advertía de que había un deuda de cerca de un millón y medio de euros que afectaba a 1.261 familias consideradas vulnerables de Lleida" y que reclamaba el pago de un 50% y se advertía de una posible suspensión de suministro, según él.

"Entre las grandes corporaciones y las familias siempre elegiremos las familias. Creemos que lo que tenemos que hacer, al contrario, es atender y proteger lo que son las familias con vulnerabilidad", ha dicho.

El alcalde republicano ha defendido la ley 24/2015 que aprobó el Parlament a raíz de una Iniciativa Legislativa Popular y que "prohíbe taxativamente los cortes de suministro a personas vulnerables", y a su juicio jurídicamente tiene un rango superior al decreto estatal del Bono Social.

Tres posibles medidas

El alcalde ha apuntado que el Ayuntamiento plantea tres medidas, una de las cuales es pedir "la condonación de la deuda acumulada a las personas protegidas por esta ley desde 2015".

En segundo lugar, insta a los ayuntamientos a organizarse para "que ninguna familia se quede a oscuras, que ningún hogar se quede este invierno sin calor, que ningún menor quede desatendido", y ha pedido a las diputaciones tomar partido por las personas más débiles.

La tercera medida es instar al Govern y especialmente a las consellerias de Empresa y de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias "a liderar jurídicamente y políticamente la defensa de los derechos de la ciudanía más vulnerable".

En este sentido, se ha dirigido al Govern para pedirle: "Hacer de paraguas para la negociación que evidentemente tendremos que tener con las grandes compañías y, sobre todo, si es necesario, facilitar recursos para la gestión de esta deuda".

Endesa: "Estamos abiertos a iniciar una negociación"

Pueyo ha dicho que el Ayuntamiento no ha enviado respuesta formal a la carta de Endesa, y la compañía ha explicado a Europa Press que algunos ayuntamientos a los que envió el documento sí se han puesto en contacto con la empresa "para ampliar información" y que con algunos consistorios ya hay concertadas reuniones para este mes.

Endesa señaló este domingo su "compromiso firme" de consensuar con las diferentes administraciones competentes cómo compartir el pago de toda la deuda de sus clientes vulnerables en Catalunya, y aseguró que no pretende imponer soluciones ni ultimátums, sino desbloquear la situación. Una postura que contrasta con la reciente condena a la empresa por cortar la luz a una familia vulnerable sin avisar a servicios sociales. En concreto, Ayuntamiento de Barcelona ganó a Endesa por el incumplimiento de la Ley 24/2015, ya que el juez ha sancionado a la empresa a pagar 10.001 euros.

"Estamos abiertos a iniciar una negociación que permita encontrar una solución acordada", declararon a Europa Press fuentes de la compañía, y este lunes el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir El Homrani, preside una reunión con diputaciones y entidades municipalistas sobre la propuesta de Endesa del 1 de agosto.

Más noticias en Política y Sociedad