Público
Público

La Policía carga contra las personas que protestaban por el desalojo de un centro cultural en Santiago de Compostela

Según los vecinos, la actividad "más indecorosa" que realizaban era "impartir clases de yoga y ofrecer una biblioteca de cerca de 2.000 volúmenes a los ciudadanos".

La Policía carga contra las personas que protestaban contra el desalojo de un centro cultural en Santiago de Compostela.

ANÍBAL MALVAR

Unos 50 agentes de la Policía Nacional han cargado este martes contra unas 300 personas que protestaban contra el desalojo de un centro social ocupado en Santiago de Compostela. El Centro Social Ocupado Autoxestionado Escarnio e Maldizer ha sido cerrado por orden judicial, después de tres años de funcionamiento, con el consentimiento de los vecinos y comerciantes de la zona.

Según los vecinos, la actividad "más indecorosa" que realizaban era "impartir clases de yoga y ofrecer una biblioteca de cerca de 2.000 volúmenes a los ciudadanos".

La marcha se ha concentrado en la plaza compostelana de Cervantes, epicentro de seis pequeñas calles peatonales que se han convertido en un Waterloo de fuerzas policiales que  han actuado con violencia extrema.

En la calle del Preguntoiro, los agentes han cargado y golpeado con saña a los caídos en la carrera. Los manifestantes han sido disueltos con celeridad. Las bombas de humo han coloreado la fuente de la plaza. 

Un joven de 16 años ha recibido un porrazo de uno de los policías antidisturbios y ha caído inconsciente al suelo. Tras varios avisos, ha sido trasladado a uno de los varios furgones estacionados en las calles de la zona vieja compostelana, sin que se hayan conocido más noticias sobre su estado.

Más noticias