Público
Público

La Policía ejecuta otro desahucio en Vallecas con cuatro menores huérfanos

Los activistas de la PAH no han logrado paralizar el desalojo de Cruz, de 58 años; su marido y sus cuatro nietos de entre 9 y 16 años. La empresa Global Tarasca compró la vivienda a Liberbank y no renovó el contrato de alquiler que venció en 2020.

Cruz, junto a sus cuatro nietos, después de ser desahuciados este lunes del piso en el residían en Vallecas.
Cruz, junto a sus cuatro nietos, después de ser desahuciados este lunes del piso en el residían en Vallecas. PAH Vallekas

Ni una semana después del desahucio de Manuela, su marido y sus cuatro hijos menores en el distrito de Puente de Vallecas (Madrid), este popular barrio ha vuelto ser escenario de otro desalojo ejecutado por las Unidades de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios de la Policía Nacional.

La mañana de este miércoles, los agentes han abierto a golpes la puerta del piso de la calle Maquinillas, 31, donde vivían Cruz, de 58 años; su marido y sus cuatro nietos de entre 9 y 16 años, a los que tiene a cargo en régimen de acogida tras quedar huérfanos y ser tutelados por el Comunidad de Madrid cuando murió su madre hace varios años.

Según denuncia la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Vallecas, que intentado paralizarlo bloqueando la entrada, este desahucio se produce después de que el banco Liberbank vendiera el inmueble a la empresa Global Tarasca, que se negó a renovar el contrato de alquiler con opción a compra que tenía otra hija de Cruz, que actualmente trabaja como interna en Guadalajara.

Cruz, su marido y sus nietos ya habían tenido que abandonar su anterior vivienda, también en Vallecas, debido a la pérdida de sus empleos a consecuencia de la pandemia. Según denuncian, hace tiempo que solicitaron un vivienda social, tanto a la Empresa Municipal de Vivienda en suelo (EMVS) como a la Agencia de la Vivienda Social (AVS), aunque no han tenido respuesta.

Cuando su hija se marchó a Guadalajara, les ofreció mudarse a la vivienda que ella abandonaba para que no se quedaran en la calle y pusieran en riesgo la acogida de los cuatro menores. Sin embargo, esta vivienda también estaba inmersa en un procedimiento de desahucio que ha culminado este miércoles.

Más noticias