Público
Público

Prontonterapia en Madrid PP y Ciudadanos dejan en manos privadas una avanzada técnica contra el cáncer

Ambos partidos rechazan implantar el nuevo tratamiento en la sanidad pública al votar en contra de una enmienda de Podemos a los presupuestos de la Comunidad para financiar con 21 millones la creación de un centro de prontoterapia. 

Una manifestación en defensa de la sanidad pública en Madrid en 2012.- EFE

PÚBLICO

Una avanzada técnica contra el cáncer no se implantará en la sanidad el pública. ¿El motivo? Tanto PP como Ciudadanos han rechazado una enmienda de Podemos a los presupuestos para financiar con 21 millones de euros la creación de un centro de prontoterapia -una novedosa técnica en España para tratar el cáncer y que no existe en ninguna otra región-, según ha adelantado El Diario. En cambio, la empresa privada Quirónsalud prepara su aplicación en un centro en Pozuelo de Alarcón, ofreciendo el tratamiento tanto a los pacientes de la pública como de la privada.

No es la primera vez que ocurre algo así. El año pasado ambos partidos rechazaron una enmienda para aumentar el presupuesto para personal en urgencias de seis hospitales. Curiosamente, unos meses antes Cristina Cifuentes aumentaba un 40% el presupuesto destinado a los toros.

No a la radioterapia de alta precisión

El tratamiento consiste en implantar una radioterapia de alta precisión con protones que no daña los tejidos que se encuentran alrededor de la zona afectada. El coste puede variar entre 30.000 y 50.000 euros, un presupuesto que, según el PP, no es asumible ahora mismo.

Dos centros privados Sí ofrecerán este tratamiento

Los conservadores consideran que la adquisición de "aceleradores lineales para el tratamiento de radioterapia" es suficiente por el momento. Lo curioso es que las trece máquinas de radioterapia fueron financiadas a través de un donativo de la Fundación Amancio Ortega, dueño de Inditex, por valor de 46 millones de euros. Esta cuantía se enmarca dentro de los 320 millones de euros que Ortega anunció en marzo de 2017 que donaría a la sanidad pública para el tratamiento del cáncer.

Otro de los motivos que alega el PP para el rechazo de esta iniciativa es que es necesaria la creación de una instalación aislada y con espacio suficiente y que, además, requiere la aprobación del Consejo de Seguridad Nuclear. Por su parte, Ciudadanos justifica el veto a que gracias a su partido se ha "aumentado el presupuesto en 817 millones de euros desde 2015 y Podemos y PSOE han votado en contra". 

El grupo Quirón no será el único en ofrecer este servicio, la sede en Madrid de la Clínica Universitaria de Navarra, -inaugurada este año por la expresidenta Cristina Cifuentes- también ofrecerá esta terapia a partir de 2020.