Público
Público

Prostitución Más de 3.000 firmas piden ilegalizar el sindicato de prostitutas

El manifiesto afirma que "la legalización de la industria sexual legaliza la desigualdad entre mujeres y hombres y legitima que sigamos siendo consideradas como objetos, mercancías a explotar". La Audiencia Nacional celebra este miércoles una vista para decidir sobre dos demandas contra el sindicato.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El sindicato OTRAS de prostitutas se presenta oficialmente en Madrid / Europa Press

Unas 3.000 personas y entidades, entre las que figuran colectivos feministas, universidades, políticas, activistas, ONG y partidos políticos, han firmado en menos de 24 horas un manifiesto en el que se declaran abolicionistas y piden la ilegalización del sindicato de prostitutas OTRAS. El manifiesto se da a conocer pocas horas antes de que la Audiencia Nacional decida este miércoles sobre esta cuestión.

Entre los nombres que figuran en las firmas, se encuentran académicas como Rosa Cobo o Ana de Miguel, políticas como Cristina Narbona, Purificación Causapié o Beatriz Gimeno, juristas como Cristina Almeida o activistas como Mabel Lozano, entre otras. 

El manifiesto, que arranca con la afirmación de que "el feminismo ha sido abolicionista desde su raíz", afirma que la prostitución es "violencia machista" y va "contra la dignidad". "La legalización de la 'industria sexual' legaliza la desigualdad entre mujeres y hombres y legitima que sigamos siendo consideradas como objetos, mercancías a explotar".

"Si bien es cierto que algunos sectores del feminismo siguen sin declararse abiertamente abolicionistas, todo el movimiento esta en contra, como no puede ser de otra manera, del proxenetismo. Y eso es lo que nos estamos jugando aquí cuando pretendemos legalizar un sindicato de 'trabajadoras sexuales'", afirma el manifiesto.

"La legalización de la 'industria sexual' legaliza la desigualdad entre mujeres y hombres y legitima que sigamos siendo consideradas como objetos, mercancías a explotar", señala el texto.

"Y eso es lo que nos estamos jugando aquí cuando pretendemos legalizar un sindicato de trabajadoras sexuales", apostillan, añadiendo que la legalización de OTRAS "es una maniobra para legalizar de facto el proxenetismo en nuestro país".

El documento afirma que "si se reconoce la existencia de un sindicato de prostituidas como tal, se estará reconociendo que hay un tercero, legal, que las contrata para enriquecerse con su explotación" y eso es lo que es ilegal en España. Y según recalca, "es falso" decir que "ilegalizando el sindicato se está persiguiendo su organización colectiva" porque "existen asociaciones de "trabajadoras sexuales desde hace tiempo".

"El abolicionismo entiende que la prostitución es una forma violenta de opresión y explotación de millones de mujeres en todo el mundo", añaden, para después precisar que "la mayoría de las voces de mujeres que dicen ser libres para prostituirse no pertenecen a las mujeres migradas, que son las principales víctimas de trata y suponen el gran porcentaje de las mujeres prostituidas".

"Cuando decimos que la prostitución es un trabajo estamos condenando a las más pobres a tomar una salida que, las que tenemos más recursos y derechos, no queremos para nosotras. Además, la mayoría de las voces de mujeres que dicen ser libres para prostituirse no pertenecen a las mujeres migradas, que son las principales víctimas de trata y suponen el gran porcentaje de las mujeres prostituidas de nuestro país. La afirmación de que ellas sí eligen libremente, sirve de coartada a un sistema que explota y maltrata a una mayoría de mujeres racializadas sin papeles", añade.

"El abolicionismo es la única respuesta a la prostitución que se ha demostrado eficaz para erradicar el estigma de las mujeres, al señalar y condenar a puteros y proxenetas, los victimarios de un sistema que se basa en que las mujeres tenemos que estar a disposición de los hombres", defienden. En su opinión, en la prostitución hay "una violación y no ante una relación sexual libre y deseada".

Este manifiesto llega justo después de otro, hecho público el pasado lunes, en el que un grupo de feministas y organizaciones pedían que no se ilegalizara el sindicato, que este miércoles contaba ya con 1.600 firmas.

Vista en la Audiencia Nacional

Este miércoles la Audiencia Nacional celebra dos vistas en las que analizará las demandas de impugnación presentadas por dos organizaciones contra el sindicato de prostitutas OTRAS. Una de ellas, presentada por la asociación pro derechos humanos L´Escola, va dirigida contra el ministerio de Trabajo por la inscripción del sindicato el pasado mes de agosto. Entonces la ministra Magdalena Valerio admitió que le habían metido "un gol por la escuadra" y que la inscripción del sindicatos de prostitutas había sido un error. Esta demanda argumenta que la mera inscripción de OTRAS como sindicato supone una vulneración de los derechos fundamentales.

​La otra demanda presentada ante la Audiencia Nacional contra la creación de OTRAS como sindicato, fue presentada por la Comisión de Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, que van contra los propios estatutos del sindicato y argumenta que la prostitución no puede ser considerada una actividad laboral.

Más noticias en Política y Sociedad