Público
Público

'Público' y 'Le Monde diplomatique' llevan el debate sobre los medios a un barrio popular de Valencia

De fuerte tradición asociativa, en el Barrio del Cristo se celebró un coloquio sobre la crisis y la transformación de los medios de comunicación en la era de internet.

Publicidad
Media: 4
Votos: 5

El director editorial de Público Marià de Delàs (d) en un debate a dos voces sobre el presente y el futuro de los medios de comunicación junto al director general de Le Monde Diplomatique en español, Ferran Montesa (i). /PÚBLICO

VALENCIA.- El director editorial de Público apuesta por la información rigurosa ante la falta de credibilidad de una sociedad “repolitizada” y unos medios financiados por las grandes corporaciones. “Las redes sociales son el quiosco de hoy en día”, mientras que son muchas las voces que aseguran que la home, la página principal de un diario, en sí misma ha muerto. Así lo expuso Marià de Delàs en un debate a dos voces sobre el presente y el futuro de los medios de comunicación junto al director general de Le Monde diplomatique en español, Ferran Montesa.

“Los medios de comunicación están cambiando mucho, todo va a una velocidad del demonio, cuesta adaptarse a nuevas circunstancias”, admitió Delàs, en una charla celebrada este viernes en Aldaia (Valencia) en la que se abordó la “doble crisis” económica y de modelo que padecen los medios de comunicación. Un panorama marcado por las restricciones presupuestarias, la caída de la publicidad, las “subcontrataciones” de secciones y los “muchísimos” cierres de medios, que ha llevado también –según Delàs- a producir más barato y, con ello, a una consiguiente pérdida de calidad y mayor cantidad de subproductos hechos con pocos recursos.

Otro factor que influye, y mucho, en la información son los cambios políticos dentro de los propios medios. “La objetividad no está de moda, incluso entre periodistas muy serios”, señaló Delàs. Mientras que para Montesa la objetividad “no ha estado casi nunca” de moda y defendió que tanto Público como Le Monde diplomatique son “periódicos militantes” y señaló la importancia que tiene para el poder “manejar” la opinión pública, “que se tiene que hacer a través de medios de comunicación masivos”.

Para el director editorial de Público, existe una “repolitización” de la sociedad, de manera que la juventud que antes era “indiferente” ahora es “sujeto activo” también en los nuevos medios de comunicación.

Los “dictadores” de Internet

“Internet lo ha cambiado todo”, asumió Delàs, que se preguntó que, si la información se ha vuelto gratuita, ¿de qué viven ahora los medios? Siguen viviendo de la publicidad, pero “la inversión total en los medios de comunicación ha disminuido” y la publicidad se compra “muchísimo más barata” porque también hay muchos más medios. De forma que poco a poco desaparecen los empresarios de prensa y los medios han pasado a manos del poder financiero, con deudas millonarias refinanciadas por los bancos.

Sobre la gratuidad de la información, Montesa señaló la paradoja de que aunque “la información funciona con la ley de la oferta y la demanda” ésta sea gratuita y que esta gratuidad redunda en la precariedad de los periodistas y de la profesión.

Delàs defendió que Internet ha generado una “falsa ilusión” que ha llevado a “la sustitución de los mass media por el social media o el universo 2.0” o el denominado 'periodismo ciudadano', donde todo el mundo puede publicar, pero pocos tienen audiencia. De esta manera, las empresas periodísticas han perdido el control y hoy en día existen poco medios con gran volumen de ventas y gran cantidad de publicaciones con menos difusión. Y en este punto, Delàs dejó un dato para la reflexión: el 35% de la gente que lee en Internet lo hace a través de buscadores, básicamente Google, que llevan a una dirección en internet, pero no a las publicaciones, mientras que el objetivo de los medios es “que se queden cuanto más tiempo mejor en tu casa”. Por ello, redes como Facebook se han convertido en imprescindibles para hacer de “escaparate” de las noticias de los medios, y, en opinión de Delàs, son muchas las voces que aseguran que la home, la página principal de un diario digital, "ha muerto".

El director editorial de Público, Marià de Delàs, durante un momento del coloquio. /PÚBLICO

“Mientras unos medios venden información privilegiada otros se presentan como organizaciones filantrópicas”

En este sentido, el director editorial de Público valoró que Google, Facebook, Amazon, Apple se han convertido en cuatro “grandes dictadores” que “van comiéndoselo todo” en Internet.

Frente a ello, tal y como apuntó Delàs, algunas empresas periodísticas han levantado muros de pago. Y, así, señaló el periodista, “mientras unos venden información privilegiada otros se presentan como organizaciones filantrópicas”.

Pero las empresas, en definitiva, buscan que el dinero que invierten en medios sea más “eficaz” y esconden publicidad en forma de información, comprando directamente espacios de información en ellos, al tiempo que les condicionan “comprando más silencios” para obtener un trato diferenciado.

Estas prácticas, para Montesa, revelan una falta de credibilidad en los medios que se ha agravado con la crisis económica y una peligrosa confusión entre información y comunicación.

Tanto Montesa como Delàs acudieron a la cita en la Asociación de Vecinos y Vecinas del Barrio del Cristo de Aldaia, un barrio de tradición comunitaria y participativa. /PÚBLICO

Cuando se pierde la credibilidad, “los periodistas lo perdemos todo”

En cualquier caso, Delàs señaló que hay una cierta nostalgia del periodismo clásico que “no volverá más”. A juicio del director editorial de Público puede haber un futuro “malo”, que describió como la adaptación a “esa jungla de medios en los que todo el mundo chilla e improvisa” u otro porvenir más positivo, en el que se intente ganar prestigio con información rigurosa y veraz, porque cuando se pierde la credibilidad, “los periodistas lo perdemos todo”.

Durante el coloquio, Montesa recordó a su vez que el primer editorial de Ignacio Ramonet de Le Monde diplomatique en español llevaba por título “Informarse cuesta”, y no “solo” dinero, añadió en referencia al tiempo que requiere dedicarse a estar informado, algo a lo que muchas personas no están dispuestas.

Tanto Montesa como Delàs acudieron a la cita en la Asociación de Vecinos y Vecinas del Barrio del Cristo de Aldaia, un barrio de tradición comunitaria y participativa con la que ambos tienen un vínculo especial desde su juventud.

Más noticias en Política y Sociedad